Presidente de Malí renuncia tras motín militar

dijo que su renuncia era de efecto inmediato. Un cintillo en la parte inferior de la pantalla se refería a él como presidente saliente.

dijo que su renuncia era de efecto inmediato. Un cintillo en la parte inferior de la pantalla se refería a él como presidente saliente.

No quiero que se derrame sangre para mantenerme en el poder, dijo Keita. He decidido dejar el cargo.

También anunció la disolución de su gobierno y de la Asamblea Nacional, lo que sin duda contribuirá a la agitación del país en medio de una insurgencia islámica y de la pandemia de coronavirus.

Keita, quien fue elegido democráticamente en 2013 y reelegido cinco años después, no tuvo más opciones luego que, horas antes, soldados amotinados tomaron armas de un arsenal ubicado en la ciudad de Kati y marcharon hacia la capital, Bamako.

No hubo comentario inmediato de las tropas, que procedían de las mismas barracas militares en Kati de donde se originó otro golpe de Estado hace más de ocho años.

La convulsión política estalló meses después de unas disputadas elecciones legislativas, pero el apoyo a Keita también disminuyó en medio de críticas al manejo de su gobierno a la insurgencia islámica que ha agobiado a un país que en algún momento fue elogiado como modelo de democracia en la región.

El ejército ha resultado fuertemente castigado en el último año por extremistas vinculados al grupo Estado Islámico y Al Qaeda. Una serie de atentados particularmente letales en el norte del país en 2019 provocaron que el gobierno cerrara sus puestos más vulnerables como parte de una reorganización a fin de contener las bajas.