Ministro alemán realiza visita sorpresa a Libia

El ministro de Exteriores de Alemania realizó el lunes una visita no anunciada a Libia, en la que advirtió que el mundo no debe dejarse engañar por la calma temporal en el país y ayudar a resolver...

El ministro de Exteriores de Alemania realizó el lunes una visita no anunciada a Libia, en la que advirtió que el mundo no debe dejarse engañar por la calma temporal en el país y ayudar a resolver el conflicto.

Tras llegar a Trípoli, el ministro Heiko Maas emitió un comunicado en el que anunciaba que se iba a reunir con funcionarios del gobierno libio internacionalmente reconocido.

El objetivo es buscar maneras de resolver esta situación sumamente peligrosa en que ambas facciones del conflicto están recibiendo armas de sus aliados extranjeros.

Libia cayó en el caos en el 2011 cuando un alzamiento popular, respaldado por la OTAN, llevó al derrocamiento y muerte del dictador Moamar Gadafi. Desde entonces dos facciones se disputan el poder, cada una con aliados extranjeros: una en el este y una en el oeste.

El líder rebelde Khalifa Hifter lanzó una ofensiva en abril del 2019 para tratar de capturar Trípoli, pero fracasó en junio cuando milicias aliadas al gobierno de Trípoli, con respaldo de Turquía, cobraron ventaja y expulsaron a sus unidades de Trípoli y poblados adyacentes.

Hifter cuenta con el apoyo de Egipto, los Emiratos írabes Unidos y Rusia. Turquía, enconado rival de Egipto y de los Emiratos en la geopolítica regional, apoya a las fuerzas radicadas en Trípoli, junto con Qatar.

Alemania ha estado tratando de mediar en el conflicto y en enero organizó una cumbre en Berlín en que los participantes acordaron respetar un embargo de armas y llegar a una tregua, pero desde entonces no han cumplido sus promesas.

Hace pocos días Estados Unidos se expresó profundamente consternado por la escalada del conflicto en Libia y avisó que nos oponemos enfáticamente a toda intervención militar extranjera, incluyendo el uso de mercenarios y contratistas privados:

___

Samy Magdy contribuyó a esta nota desde El Cairo.