Veraneantes británicos regresan para evitar la cuarentena

Miles de turistas británicos partieron apresuradamente de Francia, agotando la capacidad de los aviones, trenes y transbordadores, para regresar en las primeras horas del sábado y evitar la cuarente...

Miles de turistas británicos partieron apresuradamente de Francia, agotando la capacidad de los aviones, trenes y transbordadores, para regresar en las primeras horas del sábado y evitar la cuarentena obligatoria de 14 días en casa.

El viernes, muchos viajeros británicos optaron por interrumpir sus vacaciones para regresar antes de las 4 de la mañana del sábado, un plazo anunciado apenas la noche anterior. Cualquiera que regrese de Francia después de esa hora debe aislarse en su casa durante dos semanas para evitar la propagación del coronavirus si estuviera infectado.

El jueves por la noche, el gobierno británico retiró a Francia de una lista de países exentos de la cuarentena debido a un fuerte aumento del contagio en el país galo.

Un vocero de Le Shuttle, el servicio de transporte de autos entre Gran Bretaña y Francia bajo el Canal de la Mancha dijo que 12.000 personas trataron de conseguir boletos en la hora siguiente al anuncio de la nueva cuarentena. Lo normal son cientos de pedidos.

Algunas líneas aéreas vendían pasajes a precios notoriamente inflados con respecto a las tarifas normales. British Airways vendía pasajes de París a Londres el viernes a 452 libras (590 dólares). El mismo pasaje el sábado costaba 66 libras.

Las empresas de transbordadores dispusieron servicios adicionales, los que se agotaron rápidamente.

Los que no puedan trabajar desde casa durante la cuarentena pueden sufrir penalidades mayores. Otros no soportan la idea de permanecer en casa durante dos semanas sin poder siquiera hacer las compras, salir a correr o pasear el perro.

La nueva cuarentena puede trastornar los planes de las familias que dejan el veraneo para las últimas semanas antes del regreso a la escuela en septiembre. Las agencias francesas que regentan campamentos en Bretaña, giras para catar vinos en el Valle del Loira y excursiones por los Alpes también tienen motivos para preocuparse.