Suspensión de Laureano, reducida de 6 a 4 juegos

Ramón Lureano, jardinero central de los Atléticos de Oakland, logró que su suspensión se redujera de seis a cuatro juegos, tras apelarla.

Ramón Lureano, jardinero central de los Atléticos de Oakland, logró que su suspensión se redujera de seis a cuatro juegos, tras apelarla.

El dominicano fue castigado por su participación en una riña en que se vaciaron las bancas durante un juego contra los Astros de Houston.

Las Grandes Ligas informaron que se había llegado a un arreglo y que los Atléticos fueron informados de la decisión. Laureano comenzó a purgar el castigo el viernes por la noche y se perderá la serie del Puente de la Bahía ante los Gigantes de San Francisco, que consta de tres juegos.

Luego de perderse el duelo del lunes en Arizona, Laureano podrá participar en el compromiso del martes, también contra los Diamondbacks.

Sólo lo perderemos por cuatro juegos, y él podrá entrenarse. Sólo no puede estar con el equipo durante el juego, dijo el manager Bob Melvin. Habríamos estado contentos con cualquier tipo de reducción. Es simplemente algo con lo que tendremos que lidiar en este punto.

Mark Canha, quien ocupó el lugar del lesionado Laureano en la pradera central durante una parte de la campaña anterior, jugó de inicio el viernes por los líderes del Oeste de la Liga Americana ante San Francisco.

El boricua Alex Cintrón, coach de bateo de los Astros, recibió una suspensión de 20 juegos y una multa el martes, por su participación en la pelea del domingo pasado en Oakland. Laureano fue multado también.

La suspensión de Cintrón es la más larga por una transgresión dentro del terreno desde hace 15 años, cuando Kenny Rogers, lanzador de Texas, recibió 20 juegos por su altercado con dos camarógrafos en 2005.

Laureano fue golpeado por un lanzamiento de Humberto Castellanos, cuando había un out del séptimo inning del duelo que Oakland ganó por 7-2. Fue el tercer pelotazo que se llevó en la serie y el quinto golpe recibido por los bateadores de los Atléticos.

Ningún bateador de Houston se llevó pelotazos.

Tras el último golpe, Laureano señaló a Castellanos y comenzó a discutir con Cintrón, quien hacía una serie de aspavientos. De pronto, Laureano abandonó la inicial, arrojo su casco y comenzó a correr hacia Cintrón, de 41 años.

Dustin Garneau, cátcher de los Astros, derribó a Laureano antes de que el jardinero de los Atléticos llegara al coach de bateo. Laureano fue pelotero de los Astros.

Ambos clubes han ocupado los dos primeros sitios de la División Oeste de la Americana en los últimos dos años. Mike Fiers, lanzador de los Atléticos y exjugador de Houston, reveló el escándalo de robo de señales que envolvió a Houston.