Tras una tregua, EEUU reimpone arancel a aluminio de Canadá

se habían quejado incluso antes de que el T-MEC entrara en vigor que Canadá estaba aprovechando la cancelación de los aranceles para inundar Estados Unidos con aluminio. Un nuevo grupo comercial qu...

se habían quejado incluso antes de que el T-MEC entrara en vigor que Canadá estaba aprovechando la cancelación de los aranceles para inundar Estados Unidos con aluminio. Un nuevo grupo comercial que los representa, la Asociación Principal del Aluminio de Estados Unidos, afirma que las importaciones de aluminio bruto de Canadá aumentaron 37% en el segundo trimestre de 2020 en comparación con el mismo periodo de 2019.

Por ello, Trump optó por reimponer los aranceles al aluminio canadiense en conformidad con los preceptos de la seguridad nacional previstos en la Sección 232.

Para colmo, eso se está haciendo considerando que Canadá representa una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos, afirmó Hillman. Efectivos de ambos países han peleado hombro a hombro como aliados en conflictos que van desde la Primera Guerra Mundial a Afganistán.

Hillman y otros detractores consideran improbable que los aranceles beneficien a los productores estadounidenses. En su lugar, afirman, otros países simplemente reemplazarán las importaciones canadienses.

Entre los posibles beneficiarios figura Glencore, la empresa global de comercio de materias primas con sede en Suiza que también tiene una amplia participación accionaria en Century Aluminum y que este año adquirió aluminio ruso por 16.300 millones de dólares.

Glencore declinó hacer comentarios.

La Asociación Principal del Aluminio de Estados Unidos rechazó el argumento de que los aranceles al aluminio canadiense podrían terminar estimulando las importaciones procedentes de países como Rusia y no beneficiar a los productores estadounidenses.

Los canadienses están ignorando los hechos y buscando crear una distracción, indicó el grupo en un comunicado. Canadá, dijo, había aceptado no inundar el mercado estadounidense con aluminio bruto. Canadá incumplió sus compromisos y el incremento ocurrió directamente a expensas de empleos estadounidenses.

La industria del aluminio emplea menos de 60.000 personas en Estados Unidos. La economista Christine McDaniel, del Centro Mercatus de la Universidad George Mason, calcula que las industrias que consumen aluminio y que probablemente resulten perjudicadas por los costos mayores derivados de los aranceles emplean a 10,7 millones, es decir aproximadamente 180 trabajadores por cada uno que labora en el aluminio.