Austin aprueba recortar un tercio del presupuesto policial

En una votación unánime, el concejo municipal de Austin aprobó el jueves recortar alrededor de un tercio del presupuesto policial de 434 millones de dólares, en un contexto de exhortos a nivel nac...

En una votación unánime, el concejo municipal de Austin aprobó el jueves recortar alrededor de un tercio del presupuesto policial de 434 millones de dólares, en un contexto de exhortos a nivel nacional para desfinanciar a las agencias del orden público y destinar más dinero a servicios sociales.

El recorte será de alrededor de 150 millones de dólares, los cuales serán redirigidos a servicios sociales en el presupuesto fiscal de 2021, que comienza el 1 de octubre.

A partir de octubre, aproximadamente 21 millones de dólares financiarán servicios sociales, recursos comunitarios, incluida la respuesta al coronavirus, programas de ayuda para la salud mental, prevención de la violencia, servicios para las víctimas y acceso a alimentos, vivienda e interrupciones del embarazo. Otros 80 millones serán redistribuidos a servicios municipales similares a lo largo del año, y 49 millones serán gastados en el Fondo Reimagina la Seguridad, un fondo municipal cuyo objetivo es brindar formas alternativas de seguridad pública y apoyo a la comunidad además de la vigilancia policial.

El jefe del Departamento de Policía de Austin, Brian Manley, dijo durante una conferencia de prensa realizada después del voto que los recortes presupuestarios y los planes para rediseñar la vigilancia de la ciudad conducirían a cambios que no había visto en sus 30 años de trabajo en el departamento policial.

Los recortes eliminarán alrededor de 150 vacantes, comentó Manley. La prioridad sería mantener la unidad de patrullaje, que responde a las llamadas al número de emergencias 911, con su personal completo. Añadió que el departamento planea distribuir a los agentes en concordancia.

Tres generaciones de cadetes también serán retrasadas, dijo Manley, y añadió que el departamento está elaborando planes alternativos hasta que los cadetes puedan empezar su entrenamiento. Esos incluirán empleos temporales en el departamento de policía que les darán un salario hasta que puedan empezar como cadetes.

No va a ser bueno para nosotros como agencia, no es bueno para esos cadetes y sus familias, y no es bueno para la reputación del Departamento de Policía de Austin en los círculos de reclutamiento, puntualizó Manley.

El concejal Gregorio Casar, uno de los principales promotores de recortar el presupuesto de la policía, dijo que la acción no tiene precedentes en Texas y elogió la decisión después de la votación.

La decisión se produjo semanas después de protestas contra la injusticia racial y la brutalidad policial en Austin que comenzaron después de la muerte de George Floyd a manos de la policía en mayo.