Muere dirigente oficialista venezolano por coronavirus

El jefe de gobierno de Caracas y dirigente oficialista, Darío Vivas, falleció el jueves tras contagiarse el mes pasado del nuevo coronavirus en medio de un vertiginoso aumento de los casos de COVID-...

El jefe de gobierno de Caracas y dirigente oficialista, Darío Vivas, falleció el jueves tras contagiarse el mes pasado del nuevo coronavirus en medio de un vertiginoso aumento de los casos de COVID-19 que ha alcanzado a varias figuras del gobierno.

La muerte Vivas, quien se desempeñaba como jefe de gobierno de la capital desde inicios de año, fue anunciada por el fiscal general, Tarek William Saab, en su cuenta de Twitter.

El ministro de Cultura, Ernesto Villegas, indicó que Vivas, de 70 años, murió a consecuencia de coronavirus que contrajo en julio. Vivas, inigualable gladiador que el #Covid_19 acaba de arrebatar", expresó Villegas en su cuenta de Twitter.

Vivas fue miembro de la Asamblea Nacional Constituyente y diputado de la Asamblea Nacional, y hace tres años fue sancionado del Departamento de Tesoro de Estados Unidos que ordenó el congelamiento de sus cuentas en ese país.

La muerte del dirigente generó numerosas reacciones de pesar en las redes sociales, entre ellas, la del presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, quien también se contagió el mes pasado de COVID-19, y la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

Que tristeza mi compa, con Darío parte un verdadero Patriota, luchador incansable, expresó en su cuenta de Twitter Cabello, quien la semana pasada anunció que le habían dado el alta médica luego de pasar varias semanas de convalecencia por virus.

El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, se sumó la víspera a la lista de figuras del gobierno que se han contagiado en las últimas semanas y también incluyen al vicepresidente de economía y ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, y varios gobernadores y altos oficiales.

En Venezuela se han duplicado en las últimas tres semanas los casos de coronavirus que ya alcanzan a 28.841 y han dejado 247 fallecidos. La capital venezolana, donde habitan más de seis millones de habitantes, se mantiene como el mayor foco del virus con más de 7.000 casos.