Muere por COVID-19 un costarricense detenido en EEUU

Un costarricense diabético en manos de las autoridades federales de inmigración de EEUU se convirtió en la segunda persona detenida en Georgia en fallecer por complicaciones de COVID-19, tras perma...

Un costarricense diabético en manos de las autoridades federales de inmigración de EEUU se convirtió en la segunda persona detenida en Georgia en fallecer por complicaciones de COVID-19, tras permanecer en un centro de retención que ha reportado más de 150 casos de coronavirus.

José Guillén Vega, de 70 años, falleció el lunes por la noche en un hospital de Columbus, de acuerdo con un comunicado de prensa emitido por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés). La causa preliminar de muerte fue un paro cardiorrespiratorio, derivado de complicaciones por la enfermedad de coronavirus, informaron las autoridades el miércoles. Guillén se encontraba hospitalizado desde el 1 de agosto.

La doctora forense del condado, Sybil Ammons, dijo que Guillén también sufría diabetes e hipertensión, publicó el diario The Atlanta Journal-Constitution.

Guillén estaba a la espera de su deportación en el Centro de Detención Stewart, en Lumpkin. El centro ha registrado seis muertes en los últimos tres años, entre ellas otra vinculada con el COVID-19, según defensores de los derechos de los inmigrantes. El guatemalteco Santiago Baten Oxlaj, de 34 años y también detenido en Stewart, murió a causa del virus en mayo. El centro ha reportado 154 contagios confirmados entre sus detenidos hasta el martes.

Los dos decesos por coronavirus en Stewart representan la mayor cantidad en una instalación del ICE en todo Estados Unidos. Otras tres personas han fallecido en centros federales de detención de inmigrantes después de haber dado positivo por COVID-19, informó el ICE.

Opositores a las medidas del ICE han exigido que la agencia libere a los detenidos en riesgo desde el inicio de la pandemia. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) han señalado que entre quienes se encuentran en mayor riesgo de enfermar de gravedad por el virus hay personas de 65 años o más y aquellos con condiciones cardíacas graves, obesidad, diabetes, enfermedades hepáticas, enfermedades renales crónicas, enfermedades pulmonares crónicas y condiciones que han debilitado sus sistemas inmunológicos.

Azadeh Shahshahani, director legal y de defensa de Project South, una organización de justicia social, dijo al periódico The Atlanta Journal-Constitution que la muerte de Guillén era evitable.

No hay razón por la que una persona de 70 años deba estar retenida en unas instalaciones mortales en medio de una pandemia, sostuvo Shahshahani. ¿Cuántas tragedias más (deben ocurrir) en Stewart antes que la gente sea liberada y que el gobierno cierre estas instalaciones horrendas?

El ICE informó que a nivel nacional ha liberado a más de 900 personas que podrían estar en un mayor riesgo de enfermar de gravedad.

En un comunicado, el ICE afirmó que estaba firmemente comprometido con la salud y bienestar de todos aquellos en detención. La agencia agregó que sus funcionarios analizarán la muerte de Guillén como lo hacen en todo este tipo de casos.

Guillén llegó a Estados Unidos en diciembre de 1999 con una visa que venció en junio de 2000, informó el ICE. El costarricense permaneció en el país y posteriormente fue condenado por corrupción de menores y agresión sexual contra un menor en Carolina del Norte el 15 de marzo de 2001, de acuerdo con las autoridades. Fue sentenciado a 20 años de prisión y posteriormente transferido a Stewart el 15 de julio.