Protesta contra detención de inmigrantes en Oregon

Agentes de la Patrulla Fronteriza en Oregon lanzaron el miércoles gas irritante contra manifestantes que trataban de impedirles llegar a dos hombres detenidos por agentes migratorios.

Agentes de la Patrulla Fronteriza en Oregon lanzaron el miércoles gas irritante contra manifestantes que trataban de impedirles llegar a dos hombres detenidos por agentes migratorios.

El autobús que transportaba a los detenidos estuvo impedido de moverse por unas 12 horas debido a la protesta. No se divulgaron el paradero ni las identidades de los detenidos, que fueron sacados del lugar por unos 20 agentes.

El diario The Bend Bulletin reportó que los hombres estaban detenidos por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) desde el miércoles, cuando cientos de manifestantes le obstruyeron el paso al autobús que los transportaba.

Los agentes fronterizos usaron la sustancia irritante para dispersar a la multitud cuando sacaban a los dos hombres a eso de las 11 p.m., reportó el diario.

Los agentes se los llevaron, pese a nuestro mejor esfuerzo por protagonizar una protesta pacífica, declaró Morgan Schmidt, empleada de la iglesia First Presbyterian Church en Bend, quien dijo haber presenciado el incidente.

Los detenidos llevaban más de una década viviendo en el centro de Oregon, indicó la abogada de inmigración Micaela Guthrie, según la emisora Oregon Public Broadcast.

Tanya Roman, vocera del ICE, expresó en un comunicado que los detenidos tenían antecedentes de violencia criminal, pero no dio detalles.

Si bien el ICE respeta el derecho de la gente de protestar pacíficamente, ello no incluye obstruir ilegalmente los deberes federales de hacer cumplir la ley. El ICE tomará todas las medidas necesarias para proteger a sus agentes y detenidos, y procesará enérgicamente a quien los coloque en posición de riesgo, afirmó Roman.

La multitud se aglomeró en torno al autobús luego que uno de los detenidos logró llamar a su esposa, explicó Carlos Sánchez, identificado por la prensa local como portavoz de la familia.

La alcaldesa de Bend, Sally Russell, había llamado a la multitud de dejar pasar el autobús, afirmando en Twitter que no se trataba de un operativo antiinmigrante y que a ella le habían avisado que los hombres tenían órdenes de detención en su contra.

Innovation Law Lab, un grupo activista basado en Portland, le pidió a un tribunal federal impedirle a la agencia de inmigración sacar a los hombres del centro de Oregon, informó el miércoles por la noche la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).