AP Fotos: La pandemia trastorna los ritos de la fe

miraban atentamente su pantalla de video donde hablaban swamis y gurús. Nos habríamos vestido así para ir al templo, por eso nos pareció lo adecuado para la ocasión, dijo Hemali Patel.

miraban atentamente su pantalla de video donde hablaban swamis y gurús. Nos habríamos vestido así para ir al templo, por eso nos pareció lo adecuado para la ocasión, dijo Hemali Patel.

Los oficios virtuales representan un reto especial para los judíos ortodoxos, cuya religión les prohíbe usar aparatos electrónicos en el sabat, el día de reposo. El rabino Mordejai Chalk transmite los oficios por video desde su casa los viernes antes del atardecer, poco antes del inicio del sabat.

Lejaim (a la vida), dijo vía a Zoom a su congregación. Sus chicos, ya en pijamas, aparecieron brevemente en la imagen hasta que su madre, Shira Chalk, se los llevó a la cama.

En Cheltern Hills, al noroeste de Londres, el monasterio budista Amvrati decidió cerrar sus puertas para proteger la vida comunitaria de sus monjes de túnicas color azafrán.

El vocero Ajahn Dhammanando dijo que la reapertura del templo una vez que el Reino Unido levante la cuarentena se realizará con la máxima cautela y en principio sólo para ceremonias como los oficios fúnebres.

En la Mezquita Central de Cambridge, el imán Ali Tos ha encontrado solaz en la lenta reapertura y el papel esencial del templo en la vida de sus feligreses. Cada uno debe llevar su tapete de oración y colocarlo a metro y medio de los vecinos. Se registran los nombres y números telefónicos de los asistentes para el caso de que sea necesario el rastreo de contactos.