Derrame petrolero afecta parque protegido en Venezuela

Un derrame de hidrocarburos en uno de los parques nacionales más importantes de Venezuela afecta más de 15 kilómetros de costas donde habita una variedad de fauna marina y colinda con un refugio de...

Un derrame de hidrocarburos en uno de los parques nacionales más importantes de Venezuela afecta más de 15 kilómetros de costas donde habita una variedad de fauna marina y colinda con un refugio de fauna silvestre

El derrame en las costas del Golfo Triste del estado centro occidental de Falcón, a unos 300 kilómetros de la capital venezolana, ocurrió a inicios de mes y alcanzó al Parque Nacional Morrocoy, conformado por diversos cayos e islas con centenares de manglares, informó el viceministro de Gestión Ecosocialista del Ambiente, Josué Lorca, según reportaron medios locales.

Lorca, quien también se desempeña como presidente del Instituto Nacional de Parques, indicó en su cuenta de Instagram que un área de 15,2 kilómetros fue sometida a saneamiento y se colocaron barreras para contener al combustible que alcanzó algunos manglares.

En el proceso de saneamiento, que se inició el 3 de agosto, participaron 1.094 personas y se recolectaron 1.045 bolsas de hidrocarburos, dijo el funcionario, y agregó que ya se iniciaron los estudios técnicos para determinar la magnitud y el impacto del derrame sobre el parque, que colinda con el refugio de fauna silvestre de Cuare.

Las autoridades no han informado hasta el momento qué ocasionó la liberación del combustible en las costas centro occidentales del país ni las dimensiones del derrame. Cerca de la zona del accidente opera la refinería El Palito de la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).

Desde hace varios días pescadores, habitantes de la zona y activistas han reportado la presencia de grandes manchas negras de combustible en las costas del Golfo Triste y los manglares del Parque Nacional Morrocoy, donde opera uno de los mayores centros turísticos de la nación suramericana.

El incidente fue condenado por opositores y por la organización ambientalista local Fundación Azul, que afirmó que las experiencias en este tipo de desastres nos han demostrado que con simples jornadas de limpieza y saneamiento, las cuales son realizadas cuando el problema está a la vista y sin una sincera investigación para cuantificar magnitudes, el impacto ambiental y deterioro ecológico es irreversible.

La Fundación Azul dijo en un comunicado que a pocos días de presentarse derrames hemos encontrado muchas veces fauna marina afectada en la piel por petróleo. Nos preocupa la cantidad de aves que pueden quedar petrolizadas (cubiertas con petróleo) y las variadas especies de fauna marina envenenadas o asfixiadas por los componentes químicos disueltos en el agua.

La directora general de la Fundación Azul, Victoria González, solicitó a la Fiscalía General que abra una investigación para determinar quiénes fueron los culpables del derrame. González dijo al canal local de noticias por internet VPI que la situación en el Parque Nacional Morrocoy es bastante compleja y con un alto costo ambiental.