Retiran toneladas de crudo de carguero encallado en Mauricio

En una carrera contra el reloj y la marea, cuadrillas de trabajadores retiraron el martes toneladas de combustible de un carguero japonés que encalló en las aguas poco profundas de Mauricio para tra...

En una carrera contra el reloj y la marea, cuadrillas de trabajadores retiraron el martes toneladas de combustible de un carguero japonés que encalló en las aguas poco profundas de Mauricio para tratar de evitar que un nuevo derrame contamine aún más las lagunas y la costa este de la nación.

El barco japonés MV Wakashio encalló en un arrecife de corral a poco más de un kilómetro de distancia de la costa de Mauricio el 25 de julio, y el golpeteo prolongado de las fuertes olas causó grietas en la embarcación dos semanas después. Ha vertido un estimado de 1.000 toneladas de hidrocarburo en el océano índico, contaminando las aguas cristalinas de la isla.

Aunque se detuvo el derrame de combustible, el casco del barco sigue agrietándose, generando temor de que el combustible restante pueda terminar en el mar.

Para el martes, se habían retirado cerca de 1.000 toneladas de combustible, que fueron bombeadas a pequeños cargueros cercanos, de acuerdo con un comunicado de Nagashiki Shipping, propietaria del Wakashio. Quedaban alrededor de 1.800 toneladas de combustible en el barco para el mediodía y con las labores en curso, algunos expertos expresaron esperanza de que se pueda retirar todo el crudo del barco antes de que se parta en dos.

La situación es muy apremiante. El retiro continúa sin parar, comentó Sunil Dowarkasing, consultor ambiental y exmiembro del parlamento que se encontraba en el sitio. Si se puede extraer todo el combustible del barco de manera exitosa, eso evitaría cualquier aumento en la destrucción, que ya es un desastre ambiental.

Los propietarios del carguero confirmaron en un comunicado que las grietas dentro del casco del barco se habían expandido.

De las 1.000 toneladas que se derramaron del barco, unas 460 habían sido extraídas del océano, añadió el comunicado.