ONGs: 7 cooperantes muertos en ataque en Níger

Siete de los ocho asesinados por hombres armados en una reserva de jirafas en Níger eran trabajadores de dos ONG europeas en el país del oeste africano, según indicaron el lunes las organizaciones.

Siete de los ocho asesinados por hombres armados en una reserva de jirafas en Níger eran trabajadores de dos ONG europeas en el país del oeste africano, según indicaron el lunes las organizaciones.

Los seis ciudadanos franceses y otro nigeriano asesinados el domingo trabajaban para ACTED, con sede en París, e IMPACT, con sede en Ginebra, indicaron en un comunicado conjunto el lunes. La otra víctima era su guía nigeriano.

Los grupos condenaron en los términos más firmes el bárbaro y sin sentido asesinato de nuestros colegas y su guía.

El ataque ocurrió en Koure, donde los cooperantes visitaban una reserva de jirafas, indicó el domingo el Ministerio del Interior de Níger. Cientos de personas visitan cada año el parque, donde hay densa vegetación y árboles altos, unos 70 kilómetros (45 millas) al sureste de la capital.

Nuestros colegas estaban trabajando para apoyar a la gente de Níger que afronta dificultades, impulsados por valores de humanidad y solidaridad, indicaron las ONG, sin entrar en detalles.

ACTED, una de las ONG más grandes de Francia, tiene presencia en Níger desde 2010 y ofrece ayuda a desplazados y población local, especialmente vulnerables por los conflictos en la región, la falta de alimento y las sequías.

IMPACT Initiatives es un colaborador de ACTED que empezó a trabajar en Níger en 2012. Realiza programas cartográficos y otras iniciativas en campamentos de población desplazada.

En una llamada telefónica el domingo, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, sostuvo una conversación telefónica con su contraparte de Níger, Mahamadou Issoufou, para aclarar las circunstancias del ataque por todos los medios, indicó la presidencia francesa.

El gobierno francés le ha recomendado a sus ciudadanos que no viajen fuera de la capital, Niamey, debido a que combatientes vinculados con Boko Haram, el grupo Estado Islámico y Al Qaeda aún realizan ataques en la vasta nación de ífrica occidental. Níger comparte fronteras con varios países, incluyendo Mali, Burkina Faso, Chad, Nigeria y Libia.

La violencia de los grupos vinculados con el EI y Al Qaeda va en aumento en el Sahel. Francia ha desplegado a 5.100 soldados para ayudar a combatir la creciente insurgencia en la zona, y una fuerza local del Sahel conformada por efectivos de Mali, Níger, Burkina Faso, Chad y Mauritania también ha estado combatiendo a los extremistas.