Cinco muertos en un ataque en Pakistán

Al menos cinco personas murieron y 10 resultaron heridas al estallar una bomba en un atareado mercado en el suroeste de Pakistán, cerca de la frontera con Afganistán, según fuentes hospitalarias y ...

Al menos cinco personas murieron y 10 resultaron heridas al estallar una bomba en un atareado mercado en el suroeste de Pakistán, cerca de la frontera con Afganistán, según fuentes hospitalarias y policiales. El ataque iba dirigido contra una fuerza antidroga.

En un primer momento nadie reclamó la autoría del ataque en la localidad fronteriza de Chaman. La bomba, colocada en una motocicleta, pretendía atacar a una división local encargada de combatir el contrabando de narcóticos. Algunos de los heridos estaban graves, señaló Mohammad Ali, un policía local.

Las fuerzas de seguridad y la policía acordonaron la zona de la explosión, donde según los vecinos se registraron daños en tiendas y vehículos.

El primer ministro de Pakistán, Imran Khan, condenó el atentado y dijo rezar por la recuperación de los heridos.

El ataque se produjo más de una semana después de que tropas paquistaníes abrieran fuego en un mitin organizado en la localidad por jornaleros de la minoría pastún para reclamar la reapertura del paso fronterizo. Las fuerzas de seguridad mataron al menos a tres personas e hirieron a 13.

El paso lleva cerrado desde marzo por restricciones contra el coronavirus, lo que impide a los vecinos pastún cruzar a Afganistán para trabajar como jornaleros.

Poco después de que las fuerzas de seguridad dispararan a la gente en la marcha hubo un tiroteo entre tropas afganas y paquistaníes. Ambas partes se acusaron mutuamente de disparar primero, y las autoridades afganas informaron de nueve muertos.

En un primer momento no estaba claro quién estaba detrás del ataque ni si estaba relacionado con las tensiones recientes. En el suroeste de Pakistán hay grupos separatistas baluches, así como milicianos islámicos, y a ambos se les han atribuido ataques en el pasado.

La Fuerza Antinarcóticos, conocida habitualmente como ANF, es la principal agencia contra el contrabando de narcóticos. Sus agentes están destinados en regiones fronterizas de Pakistán, cerca de Afganistán e Irán.