Saint-Tropez: Será obligatorio usar cubrebocas al aire libre

La glamorosa localidad francesa de Saint-Tropez comenzó a exigir el sábado el uso de cubrebocas al aire libre, lo que podría restar brillo al ambiente en un lugar reconocido por las lujosas y espon...

La glamorosa localidad francesa de Saint-Tropez comenzó a exigir el sábado el uso de cubrebocas al aire libre, lo que podría restar brillo al ambiente en un lugar reconocido por las lujosas y espontáneas fiestas veraniegas en la playa.

Más ciudades y pueblos franceses, sobre todo en zonas turísticas, están ordenando el uso de mascarillas debido a que han aumentado las infecciones de coronavirus en el país. El viernes, se reportaron más de 2.000 nuevos casos, el mayor incremento en un día desde mayo.

El repunte sucede durante las populares vacaciones de verano de Francia, cuando los turistas se trasladan en multitudes, con frecuencia a la playa, para reuniones festivas con familiares y amigos.

A partir del sábado, usar mascarillas al aire libre también se volvió obligatorio en algunas partes de Marsella, la segunda ciudad más grande del país. Se prevé que París anuncie medidas similares en los próximos días. En toda Francia es obligatorio el uso de cubrebocas en espacios cerrados.

En el popular destino Saint-Tropez, un exclusivo lugar para el jet set internacional, varios restaurantes tuvieron que volver a cerrar durante dos semanas después de que algunos empleados dieran positivo al virus.

Carteles advirtiendo que el uso de mascarillas era obligatorio se colgaron en todo el centro del pueblo el sábado, incluido en su pintoresco puerto, los mercados al aire libre y las estrechas calles del pueblo viejo con tiendas elegantes y galerías de arte.

George Giraud, vicealcalde de Saint Tropez, enfatizó que la orden emitida por la prefectura Var lo hará más fácil porque se supone que todos deben usar una mascarilla.

La policía distribuye mascarillas gratis a los turistas que no tengan una, pero a partir del lunes, quienes no la traigan serán multados con 135 euros (159 dólares). La medida no aplica a los menores de 11 años.

Las autoridades de salud reportaron el viernes 9.330 nuevas infecciones esta semana y dijeron que el virus se propaga cada vez más sobre todo entre los jóvenes adultos.