EEUU reporta disparidades raciales en niños con COVID-19

las consultas médicas. Esa falta de acceso a la atención médica regular podría conducir a enfermar con mayor gravedad, indicó.

las consultas médicas. Esa falta de acceso a la atención médica regular podría conducir a enfermar con mayor gravedad, indicó.

El segundo informe de los CDC se centró en 570 niños diagnosticados con una enfermedad rara, que el CDC llama síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico. Diez de ellos murieron.

Algunos niños con el síndrome tienen síntomas que se asemejan a la enfermedad de Kawasaki, otra rara enfermedad infantil que puede causar inflamación y problemas cardíacos. Otros síntomas incluyen fiebre, dolor abdominal, vómito, diarrea, dolor de cuello, sarpullido, ojos inyectados de sangre o sensación de cansancio.

El problema subyacente que resulta en el síndrome inflamatorio parece ser una disfunción del sistema inmunológico, dijo el doctor Ermias Belay, quien dirige el equipo de los CDC que investiga los casos de síndrome inflamatorio pediátrico.

El sistema inmunológico trabaja a toda marcha cuando se encuentra con el virus, liberando sustancias químicas que pueden dañar diferentes órganos, añadió.

En el estudio, muchos de los pacientes con la afección tuvieron complicaciones graves, como inflamación del corazón, shock y daño renal. Casi dos tercios de los casos en general fueron admitidos en unidades de terapia intensiva, y la estancia media en esas unidades fue de cinco días.

El informe de los CDC cubrió casos que comenzaron desde mediados de febrero hasta mediados de julio. Cuarenta estados reportaron casos.

El informe encontró que el 13% de los niños con la enfermedad eran blancos, mientras que más del 40% eran hispanos y el 33% eran de raza negra. En general, cerca de la mitad de los niños de Estados Unidos son blancos no hispanos, alrededor del 25% son hispanos y un 14% son negros, de acuerdo con los cálculos sobre la población.

Los científicos aún están aprendiendo acerca de la enfermedad. Los expertos dicen que la genética no tiene nada que ver con la razón por la que algunos grupos raciales y étnicos son más propensos a ser infectados por el virus, a enfermarse gravemente o a morir a causa de él. Pero aún no está claro si la genética juega un papel en el síndrome de inflamación infantil, dijeron Shahpar y Belay.

___

La periodista de The Associated Press Adriana Gómez Licón contribuyó a este despacho desde Miami.

___

El Departamento de Salud y Ciencia de The Associated Press recibe el apoyo del Departamento de Educación Científica del Instituto Médico Howard Hughes. La AP es la única responsable de todo el contenido.