Mueren dos manifestantes en Nepal por disparos de la policía

Dos personas murieron cuando la policía en el sur de Nepal abrió fuego sobre manifestantes de una minoría étnica que bloqueaban la principal carretera del país, según las autoridades, en un nuevo...

Dos personas murieron cuando la policía en el sur de Nepal abrió fuego sobre manifestantes de una minoría étnica que bloqueaban la principal carretera del país, según las autoridades, en un nuevo episodio de violencia que amenazaba con aumentar la tensión política en el país.

Los agentes intentaban que los manifestantes dejaran de bloquear la principal autopista que va de este a oeste en el país, en torno a la medianoche, cuando fueron atacados con bombas incendiarias, lanzas y ladrillos, dijo el policía Bhim Dhakal. Se produjeron dos ataques diferentes, señaló, en los que resultaron heridos 25 policías y varios manifestantes.

Los activistas murieron en las zonas de Bhardaha y Rupani, unos 160 kilómetros (100 millas) al sureste de la capital, Katmandú, dijo Dhakal.

Se impuso un toque de queda para evitar más violencia.

Se esperaba que los enfrentamientos agravaran las tensiones, justo cuando habían remitido las protestas iniciadas varios meses antes por el grupo étnico madhesi en torno a la nueva constitución durante una serie de festivales en la nación del Himalaya.

Los madhesi afirman que la nueva constitución divide de forma injusta Nepal en siete estados con fronteras que atraviesan su territorio ancestral. Los madhesi y otras minorías étnicas también quieren que los estados sean más grandes y reciban más autonomía en temas locales.

Los manifestantes han impuesto una huelga general en el sur de Nepal desde septiembre y bloqueado los principales cruces de frontera con India, lo que ha provocado una grave escasez de combustible en todo Nepal.

Al menos 48 personas han muerto desde agosto en las protestas. No hay un registro oficial de los heridos.

India, que tiene estrechos lazos culturales con la comunidad madhesi, ha expresado su preocupación por la violencia.

Las conversaciones entre el gobierno y los activistas han avanzado poco, aunque ambas partes dijeron que seguirían adelante.