Hombres armados balean redacción de periódico en México

Hombres armados no identificados abrieron fuego el martes contra las oficinas de un periódico en la ciudad de Iguala, en el sur de México, en donde dos días antes un periodista de otro medio fue as...

Hombres armados no identificados abrieron fuego el martes contra las oficinas de un periódico en la ciudad de Iguala, en el sur de México, en donde dos días antes un periodista de otro medio fue asesinado junto al policía que lo protegía.

La fiscalía del estado de Guerrero señaló que nadie resultó herido en el incidente, que causó daños en la fachada de las instalaciones del diario. La publicación, el Diario de Iguala, dijo que no había nadie en las oficinas debido a los cierres relacionados con la pandemia del coronavirus.

El periódico señaló en un comunicado que no publica historias de crimen o violencia, temas que ocasionalmente causan molestia entre los grupos delictivos. Pero sí indicó que las circunstancias económicas los han orillado a realizar trabajos de impresión para otros medios, y subrayó que no es responsable de su contenido editorial.

Condenamos enérgicamente la agresión cometida en contra de El Diario de Iguala. Garantizar la libertad de expresión y paz social es prioridad del gobierno de México, tuiteó la secretaria de Gobernación (Interior) Olga Sánchez Cordero.

Iguala ha sido desde hace tiempo escenario de varios incidentes relacionados con el narcotráfico. En 2014, policías corruptos secuestraron a 43 estudiantes normalistas y los entregaron a un grupo delictivo local, que supuestamente los asesinó y quemó sus restos.

El domingo, el periodista Pablo Morrugares y un agente de la policía estatal que lo protegía, se encontraban en un restaurante de Iguala cuando fueron asesinados a balazos. Las autoridades encontraron 55 casquillos de bala de fusiles de asalto en el lugar del atentado. Los agresores aparentemente abrieron fuego desde un vehículo en movimiento.

Morrugares era director del portal noticioso P.M. Noticias Guerrero, que frecuentemente reporta sobre la violencia de los grupos delictivos. De acuerdo con reportes de la prensa local, Morrugares ya había sido amenazado previamente en pancartas colocadas a un costado de la carretera, una táctica frecuente entre los cárteles del narcotráfico en México. Morrugares y su esposa habían sobrevivido a un atentado previo en 2016, por el que eventualmente le brindaron protección policial.

Morrugares fue el quinto periodista asesinado en México en lo que va del año, atentados en los que cada vez con más frecuencia también mueren agentes policiales asignados a resguardar la seguridad de las víctimas. Más de 140 periodistas han sido asesinados en el país en los últimos 20 años.