Winfrey elige "Caste" de Isabel Wilkerson para su club

que aún no has sido del todo confrontado.

que aún no has sido del todo confrontado.

Uno no puede solucionar un problema a menos que lo identifique y lo defina, dijo Wilkerson a The Associated Press, agregando que el aval de Winfrey significa que mucha más gente que no se ha enterado de esto tendrá la oportunidad de leer sobre algo que nos afecta profundamente a todos.

Caste fue publicado el martes y ya ha recibido elogios. El Times lo calificó como un documento extraordinario y casi seguro el libro fundamental de no ficción en lo que va de siglo en Estados Unidos. Winfrey lo citó en junio, al listarlo junto a White Fragility de Robin DiAngelo y How To Be An Antiracist de Ibram X. Kendi, como una lectura esencial sobre racismo.

Caste continúa la sociedad del club de lectura de Winfrey con Apple que comenzó el año pasado y cuyas selecciones previas incluyen la novela de Ta-Nehisi Coates The Water Dancer y la obra de no ficción Hidden Valley Road, de Robert Kolker. Winfrey, quien ha permanecido en cuarentena en su casa en Santa Bárbara, California, desde marzo, dice que espera crear una serie de conversaciones en video y podcasts con Wilkerson. Una entrevista con la autora podrá verse en los próximos meses en Apple TV Plus.

Winfrey dijo que muchos detalles en Caste fueron reveladores para ella, como la admiración de los nazis por el sistema de Jim Crow.

Eso fue impactante para mí, dijo Winfrey. Hitler estaba usando el sur racista (de Estados Unidos) como patrón para la purificación de la raza en Alemania.

Winfrey ha marcado tendencias literarias durante décadas, en parte debido a su compromiso con cada libro que elige. Leyó Caste hace unos meses, antes de que fuera impreso. Al tener dificultades con la edición digital que le envió Random House, solicitó una versión física, como fuera posible, y recibió páginas sueltas que colocó en una carpeta de anillos. Entonces compró 500 ejemplares, que planea enviar a líderes de los negocios, el deporte y la política, incluidos los gobernadores de los 50 estados de la nación.

Se lo estoy mandando a personas que creo que se beneficiarán de él y que son de mente lo suficientemente abierta como para recibir (lo que dice), explicó Winfrey.

Al preguntarle si enviaría un ejemplar a la Casa Blanca, sonó sorprendida y dijo que no lo tenía previsto.

¿Quién lo va a leer ahí?, preguntó.

Winfrey ha tenido un 2020 azaroso desde el principio. La selección para su club de lectura en enero, la novela de Jeanine Cummins American Dirt, desató un debate sobre la representación de los latinos en el mundo literario que también tocó los relativamente pocos autores latinos que Winfrey ha elegido para el club. La semana pasada, anunció que O pasará a ser una publicación principalmente digital en 2021, aunque dice que la revista sigue siendo rentable.

Como todas las revistas, la venta de anuncios ha bajado, pero todavía estaba haciendo dinero, dijo Winfrey, quien llamó el foco en lo digital como una evolución natural y algo que le permite a O presentar contenido de manera más oportuna.

Todavía espera incluir más obras de latinos en su club, pero por ahora quiere enfocarse en la justicia social y ver a dónde me lleva.

Winfrey dijo que lloró cuando llamó a Wilkerson a decirle que había elegido Caste, y se emocionó durante la entrevista al hablar sobre su decisión de poner a Taylor en la portada de O.

Si pudiera, estaría en las calles, sosteniendo en alto su foto, expresó.