Argentina alcanza acuerdo con acreedores sobre su deuda

El gobierno argentino anunció el martes que llegó a un acuerdo con los principales grupos de acreedores de su deuda externa después de siete meses de arduas negociaciones.

El gobierno argentino anunció el martes que llegó a un acuerdo con los principales grupos de acreedores de su deuda externa después de siete meses de arduas negociaciones.

El acuerdo para el canje de unos 65.000 millones de dólares en títulos emitidos en el extranjero se logró con los representantes del Grupo Ad Hoc de Bonistas Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Bonistas del Canje y otros tenedores, precisó el Ministerio de Economía en un comunicado.

El acuerdo se alcanzó después de siete meses de negociaciones y prórrogas consecutivas establecidas por el gobierno del presidente Alberto Fernández para lograr que los acreedores aceptaran su propuesta.

El pacto les permitirá a los tenedores de títulos "apoyar la propuesta de reestructuración de deuda" y otorgar al país "un alivio de deuda significativo, destacó el comunicado.

Agregó que el gobierno ajustará algunas de las fechas de pago contempladas para los nuevos bonos establecidas en su oferta mejorada del 6 de julio, sin aumentar el monto total de los pagos de capital ni de interés que Argentina se compromete a realizar "mejorando al mismo tiempo el valor de la propuesta para la comunidad acreedora.

El gobierno hizo una primera propuesta agresiva a los tenedores de títulos al comienzo de las negociaciones con una quita en los intereses de 62% -equivalente a 37.900 millones de dólares- y de capital de 5,4% -unos 3.600 millones de dólares-, pero no tuvo el nivel de adhesión necesaria de los acreedores y siguió negociando.

Si bien el comunicado no lo detalla, versiones periodísticas señalan que el nuevo valor presente neto promedia 54,80 dólares por cada 100 dólares de deuda que entra en el canje, una mejora de más de un dólar respecto de la última oferta argentina.

Según los detalles brindados por el Ministerio de Economía, las fechas de pago sobre los nuevos bonos serán el 9 de enero y el 9 de julio de 2021, en lugar del 4 de marzo y el 4 de septiembre de ese año.

Además, los nuevos títulos comenzarán a amortizar en enero de 2025 y vencerán en julio de 2029.

En tanto, los nuevos bonos 2030 en dólares y en euros comenzarán a amortizar en julio de 2024 y vencerán en julio de 2030 y la primera cuota tendrá un monto equivalente a la mitad de cada cuota restante.

El gobierno también se comprometió a revisar las condiciones contractuales que preocupaban a los bonistas al señalar que ajustará ciertos aspectos de las cláusulas de acción colectiva de los nuevos bonos para abordar las propuestas" presentadas por los acreedores.

Dado que el gobierno extendió hasta el 24 de este mes el plazo de adhesión al canje, la fecha de anuncio de resultados será el 28 de agosto o lo antes posible de allí en adelante y las fechas de ejecución, de entrada en vigor y de liquidación continuarán siendo el 4 de septiembre o lo antes posible, especificó el comunicado.

Argentina cayó en mayo en su novena cesación de pagos cuando incumplió un vencimiento de intereses por unos 500 millones de dólares. Este acuerdo podría aliviar su situación económica ya que está prevista una recesión de más de 10% en 2020.

El ministro argentino de Economía Martín Guzmán anticipó durante el fin de semana que el gobierno encarará otra negociación con el Fondo Monetario Internacional para renegociar unos 44.000 millones de dólares que el país le adeuda.