Posible vicepresidenta de Biden defiende postura hacia Cuba

La representante demócrata Karen Bass, una de las principales aspirantes para ser la compañera de fórmula de Joe Biden, defendió el domingo viajes anteriores a Cuba y los comentarios compasivos qu...

La representante demócrata Karen Bass, una de las principales aspirantes para ser la compañera de fórmula de Joe Biden, defendió el domingo viajes anteriores a Cuba y los comentarios compasivos que hizo tras la muerte de Fidel Castro.

Bass dijo que trató de expresar sus condolencias al pueblo cubano cuando se refirió a Castro como comandante en jefe, un término detestado por muchos exiliados cubanos en Florida. Bass, que representa a California en el Congreso estadounidense, dijo que no estaba al tanto del significado político que la frase tiene en Florida cuando emitió el comunicado en 2016, en el que señaló que la muerte de Castro era una gran pérdida para el pueblo de Cuba.

No lo haría de nuevo, dijo Bass durante una aparición en el programa Meet the Press de la cadena NBC. Hablé inmediatamente con mis colegas de Florida y me di cuenta que era algo que simplemente no debí haber dicho.

Bass es considerada como una de las principales candidatas para ser compañera de fórmula de Joe Biden. Pero recientemente, sus vínculos con Cuba han sido puestos bajo escrutinio debido al efecto que podrían tener en Florida.

La representante dijo que viajó a Cuba para ayudar a construir unas casas en su adolescencia y en sus 20 años. Como miembro del Congreso, ha viajado varias veces al país caribeño para participar en intercambios culturales y estudiar el sistema médico cubano.

Los cubanos también tienen dos medicamentos, uno para la diabetes, de lo que mi madre falleció, y de cáncer de pulmón, de lo que mi padre falleció, y me gustaría probar esos fármacos en Estados Unidos, dijo Bass. Eso no excusa el hecho de que sé que el régimen de Castro ha sido brutal contra su propio pueblo. Sé que allí no hay libertad de prensa, libertad de asociación.

Añadió que no se considera una simpatizante de Castro. Dijo que sus posturas hacia Cuba se ajustan a las políticas que había durante la presidencia de Barack Obama, que buscó descongelar las relaciones de Estados Unidos con la isla.