India, Flipinas alivian restricciones por virus; Bali reabre

India batió el viernes un nuevo récord de contagios mientras el gobierno anunció el final de un toque de queda nocturno en vigor desde marzo.

India batió el viernes un nuevo récord de contagios mientras el gobierno anunció el final de un toque de queda nocturno en vigor desde marzo.

Los 55.079 nuevos casos confirmados en las últimas 24 horas elevaron el total de infecciones en el país a 1.638.871. El Ministerio de Salud reportó 779 decesos más para un total de 35.747.

Se cree que la cifra real, como en los demás países, es muy superior por varias razones, incluyendo el número limitado de pruebas de detección.

El toque de queda nocturno se levantará el sábado y centros de yoga y gimnasios podrán reabrir sus puertas a partir del miércoles, señaló el Ministerio de Interior. El gobierno levantó además las restricciones al movimiento de personas y bienes entre estados.

Las autoridades acordaron reabrir los hoteles de la capital, Nueva Delhi, que se emplearon como instalaciones para cumplir la cuarentena.

Las medidas de aislamiento se mantendrán solo en los focos de contagio y serán los gobiernos estatales y territoriales los que las decreten.

El metro, los cines, las piscinas, los parques de diversión, los bares, los teatros, los auditorios y otros lugares de reunión seguirán cerrados hasta el 31 de agosto, añadió el Ministerio de Interior.

Por otra parte, la isla turística de Bali, en Indonesia, empezó a recibir turistas locales el viernes tras cerca de cuatro meses aislada. Los visitantes tendrán que cumplir normas estrictas en hoteles, restaurantes y playas. Los viajes desde el extranjero comenzarán a llegar el 11 de septiembre. El turismo es la principal fuente de ingresos de la isla, pero la pandemia provocó un drástico descenso en las visitas.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, relajó las restricciones por la pandemia y dijo que la respuesta al virus incluirá ahora cuarentenas localizadas en los lugares donde se detecten focos de contagio. El Departamento de Salud reportó el jueves su cifra más alta de casos, tanto nuevos como antiguos, de COVID-19 con 3.954, para un total de 89.374 infecciones con cerca de 2.000 muertos. A pesar de los repuntes, el gobierno ha estado bajo presión para reabrir más su economía.

China endureció las restricciones para viajar a la capital de la región de Xinjiang, donde confirmó 112 nuevos casos el viernes. Quienes lleguen a Urumqi desde lugares de alto riesgo deberán pasar una cuarentena de dos semanas, mientras que los demás deberán demostrar su buena salud. Los residentes deben quedarse en al ciudad o certificar que están bien para poder salir.

Hong Kong reportó cerca de 150 nuevos contagios el viernes. El territorio semiautónomo chino permite que los restaurantes operen con una capacidad y un horario reducido, mientras que los bares y parques de diversión están cerrados y las reuniones públicas quedaron limitadas a un máximo de dos personas.

Corea del Sur dijo el viernes que detectó 36 nuevos casos, en su mayoría ligados a llegadas internacionales, para un total de 14.305 infecciones y 301 decesos.