México crea agencia para compra de medicamentos

México creará una agencia de compra y distribución de medicamentos, vacunas y equipos médicos, anunció el jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador, en medio de una persistente escasez d...

México creará una agencia de compra y distribución de medicamentos, vacunas y equipos médicos, anunció el jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador, en medio de una persistente escasez de insumos durante la pandemia de coronavirus y tras el arresto de un médico que le aconsejó a una familia que comprara sus propios medicamentos.

El gobierno previamente hacía compras directas al mayoreo, pero con frecuencia contrataba a firmas privadas para que se encargaran de la adquisición y distribución de los medicamentos. La agencia centralizada tendrá un presupuesto de alrededor de 2.250 millones de dólares para los próximos dos años y comenzará a funcionar el 15 de agosto. La iniciativa probablemente cubrirá una eventual vacuna contra el coronavirus.

Han surgido varios reportes durante la pandemia, y antes de ella, sobre médicos que recomiendan a las familias que compren los medicamentos para sus familiares enfermos porque en los hospitales no hay, pese a que la atención médica es en teoría gratuita y a que debería haber insumos.

La escasez de medicinas y de equipo médico ha provocado protestas de médicos y de familiares de pacientes, y esta semana condujo al arresto de un médico en el estado sureño de Chiapas, quien estaba acusado de abuso de autoridad, pese a que su familia dijo que sólo trataba de conseguir medicinas para un paciente.

El arresto del doctor Gerardo Grajales Yuca reflejó la peligrosa situación en que se encuentran los profesionales de la salud en el deficitario y abrumado sistema de salud de México. Decenas de trabajadores médicos han sido insultados o agredidos físicamente en México por gente que los asocia con el COVID-19.

Varios de los colegas de Grajales Yuca marcharon el martes en la capital de Chiapas, Tuxtla Gutiérrez, con un cartel que exigía La libertad de un médico que ha arriesgado su vida dando atención a pacientes en tiempos de la pandemia.

La procuraduría de Chiapas emitió un comunicado afirmando que el doctor solicitó a la persona denunciante equipo e insumos para tratar a su padre, siendo que de acuerdo con la Secretaría de Salud del Estado, el nosocomio cuenta con los medicamentos y el equipo necesario para atender a los pacientes.

El paciente, un político local, falleció posteriormente.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaria de Salud insinuó, como otros lo han hecho antes, que las autoridades están encubriendo la escasez que hay en los hospitales.

Desde tiempo atrás hemos denunciado el desabasto de medicamentos", dijo el sindicato en un comunicado en el que piden la liberación del doctor. No es de extrañarse que en diferentes establecimientos se solicite a los familiares lo mínimo indispensable para atender a los pacientes, esto por la omisión y negligencia de las autoridades, añade.

El presidente López Obrador se ha visto involucrado en controversias sobre insumos médicos. Los padres de niños con cáncer han acusado a su gobierno de demorar las compras de medicamentos por el recelo excesivo hacia las compañías privadas, la especulación de precios y la corrupción.

López Obrador ha supervisado una estrategia ante la pandemia que incluye muy pocas pruebas, pero prometió que nadie se quedaría sin una cama de hospital, algo que se ha cumplido en gran medida a través de una ampliación rápida, y a menudo temporal, de las instalaciones existentes. Pero el mandatario pareció reconocer el jueves que los medicamentos necesarios para aquellos que se encuentran hospitalizados no siempre han estado disponibles.

Ya no quiero que sigan faltando las medicinas, dijo el mandatario al tiempo que alertó que eso ha dado pie a la manipulación y la desinformación.

Todo esto que tiene una parte real y otra parte muy vinculada a la manipulación política y los intereses creados, añadió López Obrador.

En el pasado, la corrupción en la adjudicación de contratos, en la aprobación de nuevos medicamentos y en la compra de fármacos ha resultado en precios inflados, desabasto, desperdicio o medicinas de mala calidad.

López Obrador dijo que designará al actual director de la oficina de protección civil del país para hacerse cargo de la nueva agencia, que será asesorada por la ONU y la Organización Mundial de la Salud. México ya ha dicho que se sumará a otras naciones en una labor conjunta para acceder a vacunas contra el coronavirus, una vez que se haya desarrollado una.

Las farmacias, importadores y distribuidores privados de medicamentos podrán seguir operando, así como los estados que quieran seguir con sus propios esquemas de compras.

Desde que asumió el cargo, la austeridad casi fanática de López Obrador, combinada con su desconfianza hacia las compañías privadas y grupos no gubernamentales, lo ha llevado a preferir soluciones gubernamentales centralizadas. También ha provocado que tenga conflictos con grupos de víctimas, intelectuales, activistas y organizaciones empresariales.

López Obrador se quejó de que todo estaba privatizado y subcontratado.

México ha reportado 408.499 casos confirmados de coronavirus, aunque las autoridades han reconocido que la cifra real es mucho mayor debido a que se han realizado unas 950.000 pruebas en un país de casi 130 millones de habitantes. La nación ha registrado 45.361 muertes por COVID-19 y parece estar en camino a superar las 46.084 de Gran Bretaña esta semana y ocupar el tercer lugar en el mundo en número de decesos por la pandemia, sólo detrás de Estados Unidos y Brasil.