Masivas pérdidas de Renault agravan problemas ya existentes

La automotriz francesa Renault sufrió pérdidas masivas, de 7.400 millones de euros (8.500 millones de dólares) en la primera mitad del año, cuando el colapso de la demanda por automóviles en todo...

La automotriz francesa Renault sufrió pérdidas masivas, de 7.400 millones de euros (8.500 millones de dólares) en la primera mitad del año, cuando el colapso de la demanda por automóviles en todo el mundo debido a la pandemia del coronavirus empeoró problemas ya existentes.

Las pérdidas marcan un agudo contraste con las ganancias de aproximadamente 1.000 millones de euros el año anterior. Las ventas de la automotriz se redujeron en un 35%, peor que el promedio a nivel mundial, que se calcula fue de un 28%.

La crisis de salud por la que atravesamos actualmente ha impactado profundamente los resultados de la compañía en la primera mitad del año y se ha sumado a nuestras dificultades preexistentes, declaró la subdirectora general Clotilde Delbos.

Debido a las incertidumbres en torno a la pandemia, la compañía no ofreció un panorama para el resto del año.

Renault está asociada con la japonesa Nissan, que también está sufriendo dificultades financieras. Nissan está cerrando plantas en España e Indonesia y ambas empresas están tratando de mejorar su imagen tras el arresto en 2018 de su jefe anterior, Carlos Ghosn, acusado de malversación de fondos.

Las acciones de Renault cayeron en casi 9% tras la difusión del reporte.