Israel: debate sobre presupuesto llevaría a nueva elección

El ministro de hacienda israelí anunció el jueves que someterá a votación un presupuesto a corto plazo la semana próxima, con lo cual preparó el escenario para un enfrentamiento entre los dos so...

El ministro de hacienda israelí anunció el jueves que someterá a votación un presupuesto a corto plazo la semana próxima, con lo cual preparó el escenario para un enfrentamiento entre los dos socios principales de la coalición que podría provocar la disolución del gobierno pocos meses después de su formación.

Israel Katz, del partido Likud del primer ministro Benjamin Netanyahu, dijo que dada la crisis económica provocada por el coronavirus, sería imprudente insistir en un presupuesto a varios años como establece el acuerdo de coalición. Pero el ministro de Defensa, Benny Gantz, del partido Azul y Blanco, exige que se cumpla el acuerdo de poder compartido y cita la opinión de dos economistas según los cuales un presupuesto válido apenas para lo que resta del año provocará mayor incertidumbre.

Detrás del debate financiero subyacen cálculos políticos. Un presupuesto de corto plazo daría a Netanyahu una salida para convocar a elecciones y evitar entregar las riendas del gobierno a Gantz como establece su frágil pacto político. Los dos están enfrentados en varios asuntos y están bajo una nube de sospechas de que el gobierno podría colapsar en cualquier momento.

El gobierno fue instaurado en mayo después de tres elecciones costosas, divisivas y en última instancia de resultados inciertos con el fin de responder a la crisis del COVID-19 y paliar las divisiones en la sociedad.

Pero desde su inicio se ha caracterizado por los enconados enfrentamientos internos en torno a la mayoría de los asuntos cruciales, lo que ha dado lugar a conjeturas sobre una nueva elección. Netanyahu está siendo juzgado por corrupción. Además se le acusa de mal manejo de las crisis económica y de salud pública, y las manifestaciones más grandes de los últimos 10 años reclaman su renuncia.

Últimamente las protestas se han vuelto violentas, con ataques de activistas de derecha a los manifestantes pacíficos. Gantz ha expresado solidaridad con los manifestantes, en tanto Netanyahu los denuncia como anarquistas y extremistas.