Miles protestan en Bulgaria y exigen renuncia del gobierno

Decenas de miles de personas salieron el miércoles a las calles de diversas ciudades de Bulgaria por tercera semana consecutiva para exigir la renuncia del gobierno y del fiscal general del país.

Decenas de miles de personas salieron el miércoles a las calles de diversas ciudades de Bulgaria por tercera semana consecutiva para exigir la renuncia del gobierno y del fiscal general del país.

En las protestas contra el gobierno más grandes en siete años, aquellos en el poder están siendo acusados de mantener vínculos con la mafia, de negarse a combatir la corrupción y reformar el sistema judicial, y de suprimir la libertad de expresión.

El presidente Rumen Radev, crítico abierto del gobierno, está respaldando las protestas y ha dicho que el gabinete de centro-derecha del primer ministro Boyko Borissov y el fiscal general del país Ivan Geshev deberían renunciar.

En un discurso público a la nación, Radev habló sobre el profundo enojo de los manifestantes. Se ha acumulado durante años y no puede ser reprimido por el miedo y la fuerza, dijo.

Aunque las manifestaciones han sido en su mayoría pacíficas, ha habido enfrentamientos ocasionales y se han realizado algunos arrestos.

En la capital Sofía, los manifestantes bloquearon el miércoles varias intersecciones clave durante horario laboral, deteniendo el tránsito casi por completo.

Por la tarde, una enorme multitud se reunió frente a la sede del gobierno entonando el himno nacional y ondeando banderas del país. La gente coreaba: Borissov, eres una vergí¼enza y una desgracia y Renuncia. Muchos seguían los llamados de los organizadores para colocar tiendas de campaña afuera del edificio del gabinete y para permanecer en ese sitio hasta que se satisfagan las exigencias.

En un video publicado en Facebook, Borissov dijo que todos tienen el derecho a manifestarse, pero no a bloquear avenidas e intersecciones.

Ya vienen las elecciones, todos podrán votar. Esta es una democracia. Imaginen que perdamos las elecciones y empecemos a cerrar avenidas. ¿Eso es democracia?, señaló Borissov.

Borissov ha estado en el cargo desde 2009 y está previsto que su tercer mandato termine en marzo del próximo año.