México: Lozoya enfrenta más cargos en pesquisa de corrupción

El exdirector de la compañía petrolera mexicana Pemex, que asegura que fue utilizado por un aparato organizado del poder, enfrentaba el miércoles una nueva serie de cargos, después de que un juez ...

El exdirector de la compañía petrolera mexicana Pemex, que asegura que fue utilizado por un aparato organizado del poder, enfrentaba el miércoles una nueva serie de cargos, después de que un juez decretó que el exfuncionario llevara su juicio en libertad.

Emilio Lozoya, quien deberá utilizar una tobillera de rastreo y entregar su pasaporte, ingresó al segundo día de audiencias de su juicio mientras los fiscales enlistaban nuevos cargos que equivalen a soborno, asociación delictuosa y lavado de dinero.

Esos cargos aparentemente están relacionados con supuestos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, que ha sido investigada en toda la región en los últimos años por comprar contratos gubernamentales por medio de sobornos generosos. La fiscalía asegura que Lozoya incluso le ofreció un puesto en el gobierno a uno de los ejecutivos de Odebrecht en México. Según reportes, la compañía obtuvo ganancias por 39 millones de dólares por obras que realizó en México y cuyos contratos aparentemente consiguió mediante sobornos.

Supuestamente, ejecutivos de Odebrecht le dieron a Lozoya 4 millones de dólares para financiar la campaña en 2012 del ahora expresidente Enrique Peña Nieto, predecesor del mandatario actual, Andrés Manuel López Obrador. Los fiscales informaron que Lozoya se confabuló con su esposa, su hermana y su madre para canalizar dichos fondos a través de compañías fantasma bajo su control.

Odebrecht también aportó, supuestamente, otros 6 millones de dólares una vez que Peña Nieto asumió la presidencia. Parte de ese dinero presuntamente se utilizó para sobornar a legisladores para que aprobaran el emblemático paquete de reformas del gobierno de Peña Nieto, conocido como Pacto por México, que abrió el sector energético del país a una mayor inversión privada.

López Obrador se opuso a la reforma energética y el miércoles insinuó en conferencia de prensa que en la segunda mitad de su gobierno, de 2021 a 2024, podría intentar revertir las aperturas energéticas al sector privado, pero respetando los contratos de exploración que se firmaron bajo las reformas.

Si se requiere una modificación a la ley para devolverle a Pemex y a la CFE su función de empresas estratégicas para el desarrollo de México y el predominio de la Nación sobre los recursos naturales, entonces veríamos si se presenta una iniciativa de reforma constitucional, dijo López Obrador, refiriéndose a las décadas en donde Petróleos Mexicanos (Pemex) hacia casi todo el trabajo por sí sola. La CFE es la Comisión Federal de Electricidad.

El equipo de abogados de Lozoya ha dado indicios de que su cliente implicará a ex altos funcionarios del gobierno, señalando que fue sistemáticamente intimidado, presionado, instrumentalizado. Sin embargo, la fiscalía señala que Lozoya supuestamente utilizó buena parte de los sobornos para adquirir bienes raíces para él o sus familiares.

Lozoya no identificó al grupo que asegura que lo utilizó, pero sus palabras parecen insinuar que está listo para implicar a ex funcionarios del gobierno de Peña Nieto.

La audiencia del martes fue privada, pero según una sinopsis de la sesión difundida por el sistema judicial, los abogados de Lozoya dijeron que en su momento oportuno denunciará los hechos cometidos, señalando claramente a las personas responsables y los cargos que ocupaban.

De acuerdo con diversos reportes, Lozoya ha accedido a cooperar con la fiscalía y actuará como testigo protegido a cambio de una posible reducción de sentencia o eliminación de los cargos.

Según la sinopsis, la fiscalía pasó buena parte de la audiencia del martes describiendo la manera en que supuestamente Lozoya recibió alrededor de 3,4 millones de dólares en pagos de una compañía mexicana en 2012. Dijeron que en 2013, como director de Pemex, Lozoya argumentó en contra de toda evidencia y razón que Pemex debería pagarle a dicha compañía un valor mucho mayor al establecido por una planta de fertilizantes obsoleta y en desuso.

Lozoya dijo a la corte que es inocente de todos los cargos.

El exfuncionario huyó de México y desató una persecución de varios meses por parte de las autoridades en el extranjero. La policía española lo arrestó en la ciudad de Málaga en febrero y fue extraditado a México a mediados de julio.

La corte realizó la audiencia a través de una videoconferencia debido a las restricciones relacionadas con la pandemia de coronavirus y al hecho de que Lozoya se encuentra bajo atención médica en un hospital.