EEUU trata de calmar temores sobre agentes federales

Diversos fiscales de Estados Unidos trataron el miércoles de calmar los temores sobre el envío de agentes federales a las ciudades, asegurando que irán para combatir la delincuencia en coordinació...

Diversos fiscales de Estados Unidos trataron el miércoles de calmar los temores sobre el envío de agentes federales a las ciudades, asegurando que irán para combatir la delincuencia en coordinación con agencias locales y no para reprimir protestas.

El presidente Donald Trump ha despachado agentes federales a Portland, Oregon, para proteger propiedades públicas en medio de las protestas que han estallado en la ciudad desde la muerte el 25 de mayo de George Floyd en Minneapolis.

La medida ha provocado críticas intensas y acusaciones de que las autoridades se están excediendo, arrestando a gente sin causa, llevando a detenidos en vehículos sin marcas y usando la fuerza innecesariamente.

La gobernadora de Oregon, Kate Brown, anunció el miércoles que las unidades del gobierno iniciarán una retirada por etapas de Portland a partir del jueves.

Trump anunció la semana pasada que despacharía a los efectivos a otras ciudades como Chicago, Cleveland, Detroit y Milwaukee, para combatir un aumento de la delincuencia y como parte de un operativo iniciado el año pasado. Tal anuncio despertó temores entre los demócratas de que la verdadera intención era dispersar protestas y hacer quedar mal a esas urbes de tendencia liberal, a fin de ganar de votos en las elecciones de noviembre.

Este presidente está abusando su poder y los recursos públicos en aras de una perversa estrategia electoral, denunció Libby Schaaf, alcaldesa de Oakland, California, en una teleconferencia con reporteros el miércoles.

Matthew Krueger, fiscal federal para Milwaukee, dijo a reporteros horas antes que la prensa estaba confundiendo las misiones de los agentes. Las unidades despachadas a ciudades distintas a Portland son parte de un operativo del Departamento de Justicia para apoyar la labor de las agencias locales, aseguró, añadiendo que esa iniciativa se remonta a diciembre pasado. Iba a ser ampliada en la primavera pero todo se postergó a este mes debido a la pandemia de coronavirus.

Krueger, designado por Trump, ha pasado la semana actualizando a las autoridades locales de Wisconsin sobre la misión de los agentes y enfatizó que éstos no serán usados para reprimir protestas, sino para combatir la delincuencia en coordinación con las entidades locales.

Si ustedes usan la frase ˜Portland, Oregon™ lo único que harán es sembrar la confusión, aseguró.

No van a ver agentes federales aglomerados en las calles de Milwaukee. Esos no serán policías comunes. Son agentes entrenados, añadió.

Afirmó que entre 25 y 30 agentes del FBI, la DEA, el Servicio de Alguaciles y el Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus siglas en inglés) serán despachados a Milwaukee. Diez que llegaron este mes están en la ciudad temporalmente. Los otros serán asignados de manera permanente.

El periodista de The Associated Press Ed White en Detroit contribuyó para este despacho