La Rosaleda de la Casa Blanca se somete a una renovación

Uno de los jardines más famosos de Estados Unidos está recibiendo un lavado de cara.

Uno de los jardines más famosos de Estados Unidos está recibiendo un lavado de cara.

Melania Trump anunció el lunes los detalles de un plan que ya está en marcha para mejorar la Rosaleda de la Casa Blanca, un icónico espacio al aire libre famoso por su proximidad a la Oficina Oval.

El diseño actual del jardín data de la época de los Kennedy, pero la primera dama señaló que se necesita una renovación integral luego de décadas de uso para bodas, cenas de Estado e innumerables conferencias de prensa presidenciales, comunicados e indultos de pavos en Acción de Gracias.

Melania Trump empleó la Rosaleda para anunciar su programa juvenil Be Best en mayo de 2018.

El nuevo diseño incrementará la belleza y funcionalidad del jardín y fusionará el pasado con el presente en completa armonía, dijo Trump.

Proteger la integridad histórica del paisaje de la Casa Blanca es una responsabilidad considerable, y cumpliremos con nuestro deber como custodios de la confianza publica", escribió al inicio de un reporte detallado sobre el proyecto, que se espera que esté listo en unas tres semanas.

Los primeros indicios de los trabajos podían verse ya el lunes. Había carpas, cortinas y otros elementos colgados para proteger la columnata del Ala Oeste, incluyendo el frontal de la Oficina Oval.

El cambio visual más llamativo en el jardín será la colocación de un sendero de piedra caliza de 0,9 metros (tres pies) de ancho bordeando el jardín central, según Perry Guillot, un arquitecto paisajista que trabaja en el proyecto.