Internan con depresión a australiano detenido con dinamita

Un turista australiano fue ingresado en una clínica por un cuadro de depresión después de que un juez boliviano lo envió a la cárcel por intentar transportar un cartucho de dinamita en un avión con...

Un turista australiano fue ingresado en una clínica por un cuadro de depresión después de que un juez boliviano lo envió a la cárcel por intentar transportar un cartucho de dinamita en un avión con destino a Brasil, informó la policía.

Los dos turistas australianos que lo acompañaban han sido arraigados y no podrán salir del país mientras dure la investigación por tenencia de explosivo, dijo a The Associated Press el viernes el coronel Freddy Meneses, comandante de la policía de la localidad de Warnes, 530 kilómetros al este de La Paz.

Julián Giovanni Vicenzo Masumeci, de 24 años; Justin Maurice Kwong Wei Sun, de 25, y Liam Marcos Eales, también de 25, fueron detenidos por la policía el miércoles de la semana pasada en el aeropuerto internacional de Viru Viru, cerca de Warnes, cuando embarcaban un vuelo comercial de la aerolínea brasileña GOL con destino a la ciudad de Sao Paulo.

En el equipaje de Musumeci la policía halló un tubo de dinamita, un detonador y explosivos granulados en una pequeña bolsa, dijo Meneses.

En su descargo los australianos dijeron a la policía que habían comprado el explosivo en la ciudad turística de Potosí, en el sur de Bolivia, donde la dinamita es de venta libre para su uso en minería.

"El juez ordenó prisión preventiva para Musumeci en la cárcel de Warnes. Los otros dos han sido puestos en libertad con garantías, están arraigados y no podrán salir del país hasta que concluya la investigación", dijo el jefe policial de esa localidad al norte de la ciudad de Santa Cruz.

"Musumeci está deprimido y el juez ha tenido que ordenar un internación en una clínica. Sus padres llegaron para asistirlo", agregó.

La posesión de explosivos tiene penas de entre tres a cinco años de cárcel. "Como turistas saben que no pueden transportar explosivos en un vuelo aéreo", sostuvo el jefe de policía.

La embajada de Australia dijo a AP por teléfono que por política de privacidad no hará comentarios sobre sus tres ciudadanos.