Mexico incauta un 2do lote de fentanilo en cápsulas médicas

En un indicio de que los traficantes mexicanos podrían estar teniendo problemas para conseguir fentanilo, México indicó el lunes que había confiscado un segundo cargamento de fentanilo médico en ...

En un indicio de que los traficantes mexicanos podrían estar teniendo problemas para conseguir fentanilo, México indicó el lunes que había confiscado un segundo cargamento de fentanilo médico en frascos de cristal, sugiriendo que podrían haber sido desviados de un laboratorio, farmacia u hospital.

Tradicionalmente, los cárteles mexicanos reciben cargamentos en bruto del potente opioide sintético, o los productos químicos empleados para fabricarlos, en contenedores de mercancías llegados de países asiáticos. Pero los cierres derivados de la pandemia del coronavirus parecen haber secado temporalmente esa vía.

La Guardia Nacional mexicana dijo el lunes que había encontrado el alijo en un centro de logística de paquetería en el estado central de Puebla, lejos de los puertos marítimos por los que suele llegar la droga.

Sabuesos entrenados detectaron las 240 cápsulas de cristal llenas de fentanilo, que viajaban en una nevera de poliestireno e iban dirigidos a una persona en la ciudad de Culiacán, capital del estado de Sinaloa. Sinaloa es la base del cártel del mismo nombre.

La presentación en ampollas de cristal es utilizada generalmente por médicos para inyectar el fentanilo como analgésico. Los traficantes suelen estar más interesados en formas en polvo de la droga, que pueden cortar y convertir en pastillas.

Hay reportes de que la reducción del comercio con el sureste asiático ha limitado el suministro de precursores químicos en México, donde parece haber afectado a la manufactura de metanfetaminas y fentanilo, indicó en un reporte en marzo la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito.

Cada una de las ampollas confiscadas el lunes contiene sólo una pequeña cantidad de fentanilo, pero el fármaco es mucho más potente que la heroína.

Fue el segundo hallazgo de esta clase realizado en México desde marzo, cuando comenzaron en el país los cierres por la cuarentena. Miembros de la guardia confiscaron un cargamento similar de 60 ampollas en el estado centro-norteño de Querétaro.