Orca que acarreó 17 días a su cría muerta está preñada

sureñas en peligro de extinción, y descubrieron embarazos en los grupos J, K y L, reportó el periódico The Seattle Times.

sureñas en peligro de extinción, y descubrieron embarazos en los grupos J, K y L, reportó el periódico The Seattle Times.

Los embarazos no son inusuales, pero el de Tahlequah conlleva un significado especial para una región que se dolió con ella de la muerte de su cría.

Las residentes sureñas frecuentan el estrecho de Puget, pasan apuros para sobrevivir, y la mayoría de sus embarazos son infructuosos. La cría de Tahlequah fue la primera entre las ballenas en tres años. Desde entonces las residentes del sur han tenido otras dos crías, en el grupo J y en el L. Ambas aún viven.

Actualmente se tienen registradas 72 orcas residentes del sur.

Aproximadamente dos terceras partes de todos los embarazos de las residentes del sur se pierden, según halló el investigador Sam Wasser del Centro para la Biología de Conservación de la Universidad de Washington. El estrés generado por el hambre debido a la falta de salmón está vinculado a los pobres resultados reproductivos de las ballenas, indicó en su investigación.

Varias de las ballenas jóvenes en los grupos también se ven flacas, señaló Fearnbach.

Hay ballenas estresadas allí afuera, críticamente estresadas, manifestó.

Las personas en botes deberían respetar el espacio de las ballenas y darles la tranquilidad que necesitan, indicaron Fearnbach y Durban. Estos cetáceos utilizan el sonido para cazar, y el ruido de los botes y el que generan los navíos bajo el agua es una de las tres principales amenazas a su supervivencia, además de la falta de salmón adecuado y la contaminación.