Fuertes lluvias devastan Yemen, causan decenas de muertes

Inundaciones súbitas han devastado partes de Yemen, dejando decenas de personas muertas y miles de casas destruidas, informaron el lunes funcionarios de seguridad y un grupo de asistencia.

Inundaciones súbitas han devastado partes de Yemen, dejando decenas de personas muertas y miles de casas destruidas, informaron el lunes funcionarios de seguridad y un grupo de asistencia.

En un momento en que Yemen ya está envuelto en un conflicto armado, extensa hambruna y un gran brote de coronavirus, las lluvias torrenciales están exacerbando el peor desastre humanitario del mundo.

La combinación de coronavirus, conflicto y fuertes lluvias este año afecta a millones de yemeníes en todo el país, dijo Abdi Ismail, jefe de la misión del Comité Internacional de la Cruz Roja en Yemen.

En el sur de Yemen, 33.000 personas desplazadas que se albergaban en campamentos perdieron sus carpas y pertenencias durante las inundaciones, reportó el CICR, y agregó que decenas de personas han muerto en el país.

En las empobrecidas provincias occidentales de Hajjah y Hodeida, funcionarios de seguridad dijeron que 23 personas murieron o desaparecieron en las últimas 24 horas y 187 hogares quedaron destruidos. Luego de que los torrentes arrasaron vialidades y decenas de autos, cientos de familias recientemente desplazadas en el área han quedado varadas sin acceso a alimentos. Las aguas sucias han contaminado pozos de los que muchos yemeníes sacan agua. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato por no estar autorizados a informar a la prensa.

En la provincia central de Marib, un refugio para aproximadamente 750.000 yemeníes que han huido de las ofensivas de rebeldes hutíes desde que inició la guerra, lluvias anormalmente intensas han golpeado a 5.500 familias, dejando sus carpas sumergidas bajo el agua y barro, y arrastrando su ayuda alimentaria, informó la semana pasada la agencia oficial de noticias de Yemen SABA.

Las devastadoras inundaciones en el país más pobre del mundo árabe han exacerbado un brote de cólera, con 127.900 casos sospechosos a lo largo de ocho provincias desde enero, informó a principios de mes la Organización Mundial de la Salud.

El CICR advirtió que las inundaciones también han acelerado la propagación de dengue y malaria, ya que los mosquitos que portan las enfermedades se reproducen en charcos.

La guerra de Yemen, que estalló hace seis años, ha matado a más de 100.000 personas y llevado a millones al borde de la hambruna.