La Scala anuncia temporada de otoño poscoronavirus

El afamado teatro de ópera La Scala anunció el lunes un programa de otoño de conciertos y ballet como una muestra de su confianza en que la vida cultural europea podrá recuperarse por competo de l...

El afamado teatro de ópera La Scala anunció el lunes un programa de otoño de conciertos y ballet como una muestra de su confianza en que la vida cultural europea podrá recuperarse por competo de los cierres por el coronavirus.

El director musical de La Scala, Riccardo Chailly, inaugurará la temporada el 4 de septiembre dirigiendo el Réquiem de Verdi en el Duomo de Milán en honor a las víctimas de la pandemia. A esto seguirán fechas en Bérgamo y Brescia, en solidaridad con dos de las provincias más afectadas en la región de Lombardía, donde se han registrado casi la mitad de las muertes en Italia y cerca del 40% de todos los casos confirmados del virus.

El alcalde de Milán Giuseppe Sala elogió la decisión de repetir el Réquiem en las dos provincias más golpeadas, al decir que en una región que tuvo casi 17.000 muertes, tiene un profundo significado. El concierto del 4 de septiembre también se transmitirá en iglesias a lo largo de la región.

El teatro en sí reabrirá el 12 de septiembre con una función reservada para trabajadores de la salud de la Novena sinfonía de Beethoven, con su optimista Himno de la alegría. El calendario limitado llega hasta el 5 de diciembre, cuando el exdirector musical de La Scala Daniel Barenboim regresará al teatro para un concierto de piano. Chailly dirigirá 14 fechas esta temporada; Zubin Mehta 12.

El programa de otoño fue diseñado en dos partes, con reglas de distanciamiento sobre y fuera del escenario hasta el 21 de octubre, seguido por una apertura completa con producciones y asientos normalizados. Eso significa que dos óperas, La traviata y Aida, se presentarán como conciertos en la primera mitad, mientras que La bohí¨me se montará entera en noviembre. Un ballet con bailarines principales que incluyen a Roberto Bolle se presentará a modo de gala, antes de que Giselle se presente en su totalidad.

Soy un optimista, dijo el gerente general Dominique Meyer. Está claro que no podemos hacer el teatro tradicional desde el comienzo, pero haremos todo lo posible para que estas emociones del teatro puedan redescubrirse cuanto antes.

La ópera normalmente anuncia la temporada completa hasta finales de la primavera, pero debido a la pandemia está limitando el calendario hasta principios de diciembre, cuando Meyer dijo que espera que la gala inaugural pueda realizarse con normalidad.

Meyer dijo que el teatro ha perdido 23 millones de euros (27 millones de dólares) en ingresos desde que cerró en febrero. El nuevo programa fue creado con vistas a mantener los acuerdos contractuales con artistas comprometidos para una gira por Japón que se canceló debido al virus.

En una muestra de solidaridad, Barenboim no cobrará por su actuación.