Angelina Jolie se reunió este lunes con mujeres y niñas en el este del Congo, donde la violencia sexual es un grave problema.

Jolie, embajadora de buena voluntad de la Agencia de la ONU para Refugiados (ACNUR), viajó al campamento Nzulo cerca de Goma junto con el secretario del exterior de Gran Bretaña, William Hague.

La violencia sexual suele ser usada como un arma de guerra por grupos rebeldes El Comité Internacional de Rescate (IRC por sus siglas en inglés) dijo que ha dado atención a más de 2.500 mujeres y niñas que han sido violadas o abusadas sexualmente tan sólo en el último año.

El IRC ha repartido paquetes con bengalas y silbatos, así como productos para higiene personal para que las mujeres eviten bañarse en los ríos donde el riesgo es mayor.

La violencia sexual suele ser usada como un arma de guerra por grupos rebeldes que operan en el este del Congo, así como por soldados congoleses.