Tribunal español investiga si compañía espió a Assange

La Audiencia Nacional de España escuchó el lunes testimonios en una investigación sobre si una compañía española espió a Julian Assange cuando el fundador de WikiLeaks estaba refugiado en la em...

La Audiencia Nacional de España escuchó el lunes testimonios en una investigación sobre si una compañía española espió a Julian Assange cuando el fundador de WikiLeaks estaba refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres.

El tribunal estudia si la compañía Undercover Global S.L. y su director David Morales, de ciudadanía española, violó la privacidad de Assange y sus visitantes al grabar clandestinamente sus conversaciones. Se ha reportado que los datos recabados por la compañía de Morales fueron entregados a terceros, según documentos judiciales.

Entre los que serán interpelados en la audiencia del lunes están el prominente juez español Baltasar Garzón, quien es parte del equipo legal de Assange; el excónsul ecuatoriano en Londres Fidel Narváez y Stella Morris, asesora legal de Assange y quien hace poco reveló que tuvo dos hijos con él. El personal de la compañía española tiene programado declarar el martes.

Assange, cuyos abogados presentaron una denuncia ante el tribunal y así iniciaron el proceso de investigación, está encarcelado en Londres tras ser sacado de la embajada el año pasado. Está peleando para no ser extraditado a Estados Unidos, donde está acusado de espionaje a raíz de las actividades de WikiLeaks.

El tribunal está realizando la investigación como paso preliminar para decidir si hay suficientes evidencias de ilegalidad como para iniciar un juicio.

Undercover Global, conocida también como UC Global, fue contratada por el gobierno de Ecuador para encargarse de la seguridad en torno a su embajada en Londres entre el 2015 y el 2018. Su principal responsabilidad era resguardar el perímetro de la legación diplomática a raíz de la presencia allí del fundador de WikiLeaks, dicen los documentos.

Según el expediente judicial, examinado por The Associated Press, la investigación despertó sospechas de que la compañía grabó en secreto audio y video de los encuentros de Assange, incluso con sus abogados, diversos políticos, periodistas, médicos, diplomáticos ecuatorianos, el exdirector del servicio de inteligencia de Ecuador y un legislador republicano estadounidense.

Garzón, tras declarar ante el tribunal, afirmó que los funcionarios le mostraron un video de él mismo hablando con Assange dentro de la embajada.