ONU: Las bajas civiles en Afganistán bajan un 13% este año

Afganistán registró un descenso del 13% en el número de civiles muertos y heridos en episodios de violencia en todo el país durante la primera mitad del año, en comparación con el mismo periodo ...

Afganistán registró un descenso del 13% en el número de civiles muertos y heridos en episodios de violencia en todo el país durante la primera mitad del año, en comparación con el mismo periodo del año anterior, según un reporte de Naciones Unidas publicado el lunes.

El reporte atribuía parte de ese descenso a una reducción de las operaciones de fuerzas internacionales, que ahora sólo actúan a petición y en apoyo de las fuerzas afganas, así como a un descenso en el número de ataques del grupo extremista Estado Islámico.

Sin embargo, el reporte sigue subrayando el alto precio que sigue cobrándose el conflicto entre la población civil, y envía un duro mensaje al Talibán y a las fuerzas del gobierno al señalar que ambas partes siguen causando un gran número de víctimas civiles.

Estados Unidos y el Talibán firmaron un acuerdo de paz a finales de febrero y lo presentaron como la mejor oportunidad de conseguir paz en Afganistán tras décadas de guerra. Aunque Estados Unidos y la OTAN ya han empezado a reducir su presencia militar, la segunda fase del acuerdo, que incluye negociaciones entre el Talibán y el gobierno de Kabul, se ha visto demorada. Buena parte de los retrasos se deben a los reparos de Kabul a liberar a algunos presos talibanes cuya liberación se incluía en el acuerdo.

En los primeros seis meses de 2020 murieron 1.282 personas y otras 2.176 resultaron heridas en actos de violencia en Afganistán, según el reporte. Eso supone un descenso total del 13% respecto al mismo semestre de 2019. El informe documentó 17 ataques del grupo EI con víctimas civiles, a diferencia de los 97 cometidos por el grupo en la primera mitad de 2019.

El portavoz talibán Zabihullah Mujahid rechazó el informe, que describió como propaganda dirigida a difamar a los talibanes. Afirmó que la mayoría de bajas civiles se debían a ataques aéreos y artillería pesada de las fuerzas del gobierno y sus aliados.

Por su parte, el gobierno afgano dijo que el informe subrayaba los hallazgos de Kabul sobre que los talibanes eran responsable de la gran mayoría de bajas civiles. En su comunicado, indicó que el Talibán ha aumentado sus ataques pese a sus compromisos en el acuerdo con Washington.

En un momento en el que el gobierno de Afganistán y el Talibán tienen una oportunidad histórica de reunirse en la mesa de negociaciones para conversaciones de paz, la trágica realidad es que los combates continúan, infligiendo un daño terrible a los civiles todos los días, dijo Deborah Lyons, responsable de la misión de la ONU en Afganistán.

Las víctimas civiles de ataques aéreos realizados por fuerzas afganas se multiplicaron por tres en el primer semestre del año, en comparación con el mismo periodo del año anterior. Las fuerzas afganas fueron responsables del 23% de las bajas civiles, mientras que el Talibán era responsable del 43%, según el informe.