EEUU cierra su consulado en la ciudad china de Chengdu

Estados Unidos cerró el lunes su consulado en la ciudad de Chengdu, en el suroeste de China, víctima de las crecientes tensiones entre las potencias mundiales.

Estados Unidos cerró el lunes su consulado en la ciudad de Chengdu, en el suroeste de China, víctima de las crecientes tensiones entre las potencias mundiales.

China ordenó el cierre de la misión a finales de la semana pasada en represalia por una orden estadounidense para cerrar el consulado chino en Houston hace unos días.

Los cierres como represalia representaron una escalada significativa en las múltiples disputas entre los dos países sobre una variedad de temas, como el comercio, tecnología, seguridad y derechos humanos.

Un comunicado emitido por el Departamento de Estado señaló que el consulado en Chengdu suspendió las operaciones a las 10 de la mañana.

El consulado ha estado en el centro de nuestras relaciones con las personas del occidente de China, incluido el Tibet, por 35 años, dice el comunicado. Estamos decepcionados por la decisión del Partido Comunista de China y nos esforzaremos por continuar con nuestro alcance a la gente en esta importante región a través de nuestros otros puestos en China.

Estados Unidos tiene otros cuatro consulados en China y una embajada en Beijing.

La bandera estadounidense fue retirada de la misión en Chengdu a las 6:18 de la mañana, informó la televisora estatal china CCTV en su cuenta de redes sociales.

La policía acordonó una zona de dos a tres cuadras alrededor del consulado, cortando virtualmente cualquier vista de la propiedad, incluida de la bandera. Unos pocos vehículos pudieron pasar tras revisiones de la policía y se pudo ver a otros moviéndose a la distancia.

Camiones de mudanzas llegaron al consulado estadounidense en la víspera y se fueron unas pocas horas después. El domingo por la noche, unos remolques de plataforma ingresaron al complejo. Uno salió más tarde cargando un contenedor de gran tamaño y una grúa.

Antes de que la zona fuera acordonada, el inminente cierre del consulado atrajo a un flujo constante de espectadores durante el fin de semana mientras Chengdu, al igual que Houston, se encontró en el centro de la atención política internacional.