Las protestas contra presencia federal continúan en Portland

Cientos de personas volvieron a congregarse el sábado en Portland, Oregon, para otra noche de protestas, mientras las manifestaciones por la muerte de George Floyd y el despliegue de agentes federale...

Cientos de personas volvieron a congregarse el sábado en Portland, Oregon, para otra noche de protestas, mientras las manifestaciones por la muerte de George Floyd y el despliegue de agentes federales enviados por el presidente, Donald Trump, continuaban sin visos de amainar.

La multitud empezó a marchar hacia el tribunal federal de la ciudad en torno a las 21:15. Un gran grupo de manifestantes en el vecindario de North Portland también marchó ante la comisaría local, que estaba acordonada y rodeada de agentes con equipo antimotines.

Durante las manifestaciones de la noche anterior, agentes federales lanzaron rondas sucesivas de gases lacrimógenos para dispersar violentas protestas que se prolongaron hasta la madrugada del sábado. Seis agentes federales resultaron heridos y una persona fue detenida, según las autoridades.

Se han producido protestas en la ciudad más grande de Oregon todas las noches durante dos meses desde que Floyd murió en mayo en Minneapolis a manos de la policía. Trump dijo haber enviado agentes federales a Portland para frenar las protestas, aunque autoridades estatales y municipales afirman que están empeorando la situación.

El sábado se registraron protestas pidiendo reformas de la policía y contra la creciente presencia de fuerzas federales en ciudades de todo el país. En Seattle, la policía declaró una situación de disturbios el sábado por la tarde tras varias manifestaciones grandes y empleó granadas de flash y aerosol de pimienta para intentar desalojar a la gente. Más de dos docenas de personas fueron detenidas y un agente fue hospitalizado con una lesión en la pierna causada por un explosivo.

Un juez federal denegó el viernes por la noche la petición de la secretaria de Justicia de Oregon de que restringiera las acciones de la policía federal.

El Servicio Federal de Protección había declarado como asamblea ilegal la congregación iniciada el viernes por la noche en Portland. Algunas personas lanzaron grandes fuegos artificiales, arrojaron proyectiles duros y utilizaron herramientas eléctricas para dañar propiedades, según dijo en una rueda de prensa el sábado por la tarde Harry Fones, portavoz de Seguridad Nacional.

De los seis agentes federales heridos, uno sufrió una conmoción cerebral y otro fue trasladado a un hospital por quemaduras, indicó Craig Gabriel, asistente del fiscal federal para el distrito de Oregon.

Una persona fue detenida por no cumplir órdenes y liberada más tarde sin cargos, señaló. Eso elevaba a 60 el número de personas detenidas en los terrenos del tribunal y sus alrededores desde principios de julio.

Son los menos en la multitud los que vienen no con la intención de hacer nada con su voz, sino con la intención de destruir y de confrontación, por desgracia, con la policía federal, dijo Gabriel, reconociendo que la mayoría de los manifestantes eran pacíficos.

Si el tribunal puede mantener su integridad y no ser objeto de daños o ataques, los agentes se irá a casa. No es por ser superficial, pero creo que es así de sencillo, dijo Gabriel.

___

Cline informó desde Salem. Cline es miembro de la Statehouse News Initiative de Associated Press y Report for America. Report for America es un programa nacional sin fines de lucro que sitúa periodistas en medios locales para reportar temas que reciben poca atención.

___

Gillian Flaccus está en Twitter como http://www.twitter.com/gflaccus.