Aíslan ciudad norcoreana ante presunto caso de COVID-19

El gobernante norcoreano Kim Jong Un aisló totalmente la ciudad de Kaesong, cerca de la frontera con Corea del Sur, después de que fuera detectada una persona con presuntos síntomas de COVID-19 y d...

El gobernante norcoreano Kim Jong Un aisló totalmente la ciudad de Kaesong, cerca de la frontera con Corea del Sur, después de que fuera detectada una persona con presuntos síntomas de COVID-19 y dijo creer que el despiadado virus podría haber llegado al país, informaron medios estatal el domingo.

Si la persona es declarada de manera oficial paciente de COVID-19, se convertirá en el primer caso confirmado de coronavirus en Corea del Norte. El país ha dicho de manera constante que no tiene un solo caso en su territorio, aseveración puesta en duda por expertos extranjeros.

La cuarentena fue dispuesta el viernes en la tarde. La Agencia Telegráfica Central de Corea (KCNA por sus siglas en inglés) indicó que el caso sospechoso corresponde a una persona fugitiva que había huido hacia Corea del Sur hace años y después cruzó sin autorización legal la frontera hacia el Norte a principios de la semana pasada.

Según la KCNA, las secreciones respiratorias y los análisis de sangre mostraron que la persona es un caso sospechoso de infección del virus. Esta persona y otras que estuvieron en contacto, así como quienes hayan estado en Kaesong en los últimos cinco días, fueron puestos en cuarentena.

Después de describir sus acciones contra el virus como un asunto de existencia nacional, Corea del Norte suspendió casi todo el tránsito transfronterizo, prohibió el arribo de turistas y movilizó a trabajadores de salud para poner en cuarentena a cualquiera que presente síntomas. Sin embargo, el aislamiento de Kaesong es la primera medida de su tipo conocida que se adopta en una ciudad norcoreana para contener la pandemia.

Expertos extranjeros afirman que un brote de coronavirus en Corea del Norte podría tener terribles consecuencias debido a la deficiente infraestructura de salud pública y la escasez crónica de suministros médicos en el país.

La ciudad de Kaesong, de unos 200.000 habitantes, se ubica al norte de la frontera fuertemente fortificada con Corea del Sur.