Promulgan en Chile ley para retirar ahorros de pensiones

lo que derivó en que los 700.000 desempleados de marzo se triplicaran hasta dos millones en mayo. Millones perdieron todos o parte de sus ingresos.

lo que derivó en que los 700.000 desempleados de marzo se triplicaran hasta dos millones en mayo. Millones perdieron todos o parte de sus ingresos.

Los 11 millones de chilenos que mantienen ahorros en las privadas AFP podrán sacar hasta el 10% de sus ahorros, con un máximo de 5.600 dólares y un mínimo de 1.300 dólares, en dos cuotas iguales. Se estima que millones de personas retirarán el total de sus escasos fondos.

Estimaciones del Fondo Monetario Internacional indican que el PIB chileno se contraerá un 7,5% en 2020 y economistas locales dicen que la liquidez que se inyectará al mercado podría reducir entre uno a tres puntos la caída.

El gobierno y los grandes empresarios aseguran que los retiros de los ahorros provocarán una caída en las futuras jubilaciones, especialmente en las más bajas.

El proyecto de uso de fondos prosperó en el Congreso luego de que Piñera, que ha otorgado millones de subsidios al 60% de los grupos más vulnerables, anunció un paquete de ayuda para parte de la empobrecida clase media -transferencia directa de 600 dólares y un préstamo de hasta 2.500 dólares- que fue considerado insuficiente por la centroizquierda, que empujó su iniciativa.

Las AFP, cuyas páginas en línea estaban caídas o con largas esperas, deben tener la liquidez necesaria para empezar a pagar a quienes pidan hasta el 10% de sus ahorros.

Las pensiones chilenas se basan en un sistema de capitalización individual de fondos y fue impuesto en 1981 por la dictadura del general Augusto Pinochet, (1973-1990), que prometió que jubilaciones con montos de hasta un 80% del último sueldo, pero ello jamás ocurrió. El promedio obtiene el equivalente de un 20% de sus ingresos.