Portland: Juez prohíbe a agentes arrestar observadores

Un juez federal de Estados Unidos prohibió a los agentes enviados por el gobierno de Donald Trump arrestar o emplear la fuerza física contra periodistas y observadores legales en la ciudad más gran...

Un juez federal de Estados Unidos prohibió a los agentes enviados por el gobierno de Donald Trump arrestar o emplear la fuerza física contra periodistas y observadores legales en la ciudad más grande de Oregon, donde el presidente norteamericano está poniendo a prueba los límites de su poder.

Los agentes federales lanzaron gases lacrimógenos el viernes por la madrugada para dispersar a miles de manifestantes reunidos en torno al tribunal federal.

Los manifestantes proyectaron láseres al edificio y trataron de derribar una barda colocada para mantenerlos a distancia. Se alejaron al alzarse las nubes de gas y se escucharon granadas aturdidoras.

El juez federal Michael Simon dio a conocer su fallo el jueves por la noche, un día después de que el alcalde de Portland sufriera los efectos de los gases al presentarse ante la corte federal en medio de las ruidosas manifestaciones. Las protestas se suceden desde la muerte de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis el 25 de mayo.

Simon había fallado que los periodistas y los observadores legales están exentos de la orden policial de dispersión cuando se declara ilegal una reunión pública. Abogados federales sostuvieron que los periodistas deben acatar la orden de abandonar el lugar.

La orden (del juez) es una victoria para el estado de derecho, dijo la directora ejecutiva interina de la rama en Oregon de la Unión Americana de Libertades Civiles, Jann Carson.

El juez dijo que la primera enmienda constitucional, que garantiza la libertad de expresión y asamblea, tiene mayor peso que las objeciones policiales.

Ninguno de los intereses presentados por el gobierno tiene mayor peso que el interés del público en recibir información precisa y oportuna sobre el trato de los agentes de la ley a los manifestantes, dice el fallo.

La orden de Simon rige por 14 días. Periodistas y observadores deben llevar una identificación a la vista. Un fotógrafo independiente que cubría las protestas para The Associated Press dijo en una declaración jurada que fue atacado con porras, sustancias químicas irritantes y balas de goma.