Cines imploran grandes estrenos a los estudios

tienen ahora servicios de streaming, junto con canales de televisión. así que cuentan con opciones. Pero la pandemia también ha llevado a situaciones como el pleito por el estreno on-demand de Trol...

tienen ahora servicios de streaming, junto con canales de televisión. así que cuentan con opciones. Pero la pandemia también ha llevado a situaciones como el pleito por el estreno on-demand de Trolls entre Universal y AMC. Fuera de eso las dos mitades de la experiencia cinematográfica han trabajado principalmente en armonía hasta ahora.

No es algo desinteresado. Los estudios no están dispuestos a sacrificar miles de millones de dólares de sus estrenos más caros y populares. El jueves, John Stankey, director ejecutivo de la empresa matriz de Warner Bros., AT&T, dijo que estrenos directos en HBO Max podrían ser una opción para algunas películas de Warner Bros. pero no para Tenet de 200 millones.

Los cines han reabierto con protocolos de distanciamiento y otras medidas de seguridad, en Europa, Oriente Medio y Corea del Sur, donde el fin de semana pasado la secuela de Train to Busan (Estación Zombie: tren a Busan) de Yeon Sang-ho, Peninsula (Estación Zombie 2: Península) debutó recaudando 13,2 millones de dólares. Los cines en China, el segundo mayor mercado del cine en el mundo, reabrieron esta semana con un aforo limitado a 30%.

Norteamérica, que suele ser el mayor mercado para los estrenos, quizá tendrá que aprender del resto del mundo.

A pesar del aumento del virus en gran parte de Estados Unidos, los exhibidores creen que pueden operar relativamente seguros siguiendo las indicaciones de las autoridades de salubridad como reducir la capacidad de los cines y limpiar las instalaciones entre funciones. Tras mensajes cruzados, AMC requerirá que sus clientes usen cubrebocas.

Algunos cinéfilos, naturalmente, no planean ir al cine independientemente lo que sucede. Jeffrey Shaman, epidemiólogo de la Universidad de Columbia no cree ir este año.

Parece prudente pensar que en interiores es donde ocurre la mayoría de la transmisión (del virus), dijo Shaman. Podrías pensar: bueno, es un cine. Si separas a la gente es una sala grande, con techos altos y si arreglan la ventilación no es el ambiente más concentrado, no como un bar a reventar con techos bajos. Probablemente no es tan peligroso como eso, pero ¿es más peligroso que sentarte en casa a ver Netflix? Sí, claro que sí lo es.

Pero lo imperfecto es todo con lo que cuentan los estudios y los cines por ahora. Fithian considera que 75% de los cines de Estados Unidos podrían estar abiertos en cuestión de días si tuvieran nuevas películas. (Los que están abiertos ahora presentan principalmente películas viejas). Los cines están cerrados en California y aún no han abierto en Nueva York a pesar de que el estado ha tenido un éxito relativo combatiendo el virus. Eso deja sin las dos ciudades con mayores ventas de boletos en el panorama: Los Angeles y Nueva York.

Entre más tiempo dure habrá quien se declare en bancarrota y se reorganice y habrá gente que se quede fuera del negocio, dijo Fithian quien actualmente pide un mayor apoyo en el Congreso para los cines. Pero si no hay nuevas películas hasta que surja una vacuna será una situación desesperada para muchas empresas.

Recientemente AMC recaudó 300 millones de dólares en ayuda para su deuda para mantenerse solvente. En la industria unos 150.000 trabajadores están sin trabajo.

Jonathan Kuntz, historiador especializado en cine y profesor de la Universidad de California, Los Angeles, dijo que Tenet está hecha para un mundo que ya no existe.

Pero a pesar de que ese tipo de estreno internacional es ahora imposible, las posibilidades de improvisar podrían no ser tan malas como parecen, tomando en cuenta que la piratería no sea un problema muy grande. Podría haber poca competencia. Tenet se puede apoderar de la mayoría de las pantallas. Su estreno puede alargarse por la semana y la publicidad puede ser más barata, el público tendrá menos cosas con qué distraerse.

Tendremos que ser muy inventivos y muy hábiles para sacar lo que se pueda de esta película y quizá establecer un patrón para este tipo de universo cinematográfico de COVID hacia el que estamos avanzando, dijo Kuntz. Si no hacen algo, si sólo siguen reteniendo las películas, los cines van a morir. Entonces todo será streaming y habremos perdido algo que mucha gente, no sólo Christopher Nolan, atesora.

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP.