EEUU acusa a Rusia de probar arma antisatélites en espacio

Estados Unidos acusó el jueves a Rusia de probar un arma antisatélites en el espacio, y afirmó que ello dejó clara la intención de Moscú de desplegar armas que suponen una amenaza para los saté...

Estados Unidos acusó el jueves a Rusia de probar un arma antisatélites en el espacio, y afirmó que ello dejó clara la intención de Moscú de desplegar armas que suponen una amenaza para los satélites estadounidenses y de sus aliados.

En Moscú, el Ministerio de Defensa dijo que la prueba del 15 de julio implicó un pequeño vehículo espacial que inspeccionó uno de los satélites nacionales a corta distancia utilizando equipo especial. La inspección proporcionó valiosa información sobre el objeto inspeccionado, la cual fue transmitida a las instalaciones de control en tierra, agregó.

Sin embargo, Estados Unidos dijo que las acciones de Rusia son incongruentes con la misión declarada de un satélite de inspección.

El sistema satelital ruso utilizado para efectuar esta prueba armamentista en órbita es el mismo sistema satelital del que planteamos nuestros temores a principios de año, cuando Rusia maniobró cerca de un satélite del gobierno estadounidense, dijo el general John W. Raymond, titular del Comando Espacial y jefe de la Fuerza Espacial de Estados Unidos.

Esta es una evidencia más de los permanentes esfuerzos de Rusia para desarrollar y probar sistemas desplegables en el espacio y coincide con la doctrina militar manifestada por el Kremlin de emplear armas que pongan en peligro los activos espaciales de Estados Unidos y sus aliados, agregó.

En un documento de estrategia espacial publicado el mes pasado, el Pentágono afirmó que China y Rusia representan la mayor amenaza estratégica debido a su desarrollo, prueba y despliegue de sus capacidades antiespaciales y su doctrina militar asociada para utilizarlas en conflictos que se extiendan al espacio.

China y Rusia han militarizado el espacio como medio para reducir la eficacia militar de Estados Unidos y sus aliados, y desafiar nuestra libertad de acción en el espacio, agregó.

Según analistas espaciales privados estadounidenses, las preocupaciones de Estados Unidos sobre la prueba del 15 de julio parecen justificadas en una era de veloz avance de las tecnologías espaciales que podrían suponer una amenaza a satélites que son parte integral de la vida moderna en Estados Unidos y a nivel global. La defensa de estos satélite fue una razón crucial por la que el gobierno del presidente Donald Trump creó en diciembre pasado la Fuerza Espacial de Estados Unidos.

En una declaración separada, el jefe de la dirección espacial del gobierno británico, el vicemariscal del aire Harvey Smyth, avaló la aseveración estadounidense sobre lo sucedido el 15 de julio. Escribió en Twitter que los rusos habían lanzado un proyectil con las características de un arma.

Hacemos un llamado a Rusia a que evite otras pruebas similares, dijo Smyth. También exhortamos a Rusia a que continúe trabajando constructivamente con Gran Bretaña y otros socios para alentar una conducta responsable en el espacio.

___

El periodista de The Associated Press, Vladimir Isachenkov, en Moscú, contribuyó a este despacho.