Minnesota promulga ley de responsabilidad policial

El gobernador de Minnesota, Tim Walz, promulgó el jueves una ley de responsabilidad policial que incluye la prohibición de someter a detenidos aplicando fuerza al cuello, como ocurrió con George Fl...

El gobernador de Minnesota, Tim Walz, promulgó el jueves una ley de responsabilidad policial que incluye la prohibición de someter a detenidos aplicando fuerza al cuello, como ocurrió con George Floyd antes de su muerte en Minneapolis a finales de mayo, aunque algunos activistas señalaron que la medida es insuficiente.

La ley, aprobada por la legislatura días atrás, también prohíbe las llaves al cuello y el llamado entrenamiento de guerrero, que según sus detractores promueve el empleo excesivo de la fuerza. La nueva ley obliga a los agentes a intervenir cuando ven a un colega aplicar fuerza excesiva y modifica las normas sobre el empleo de la fuerza para destacar que la vida es sagrada.

Esta legislación bipartidista nos mueve hacia un paso crítico para una reforma de la justicia penal, dijo Walz durante una conferencia de prensa el jueves. Estas reformas fundamentales están muy atrasadas y están dirigidas a fortalecer la transparencia y la supervisión de la comunidad.

La medida también crea un nuevo consejo asesor para la junta estatal que otorga las licencias a los agentes, modifica las reglas de arbitraje que afectan a los sindicatos policiales y requiere una mayor capacitación para tratar con personas que sufren trastornos mentales o autismo.

El proyecto se aprobó luego de casi dos meses de arduas negociaciones desde la muerte de Floyd el 25 de mayo y las manifestaciones mundiales contra la brutalidad policial y el racismo.

Floyd, un hombre de raza negra, fue arrojado de cara al suelo aunque estaba esposado y tres agentes lo retuvieron en esa posición. Uno de ellos, un hombre blanco, le oprimió el cuello con la rodilla durante casi ocho minutos.

Miembros de la bancada People of Color and Indigenous (Personas de Color e Indígenas) encabezaron las gestiones de reforma policial en el Capitolio estatal, hablando con miembros de la comunidad afroestadounidense y de las fuerzas de seguridad antes de elaborar el proyecto que presentaron el mes pasado.