Enfermeros de Ohio acusados de dar analgésicos en exceso

Dos enfermeros de Ohio fueron despojados de sus licencias durante al menos un año debido a señalamientos de que aplicaron dosis excesivas de analgésicos por órdenes de un médico ahora acusado de ...

Dos enfermeros de Ohio fueron despojados de sus licencias durante al menos un año debido a señalamientos de que aplicaron dosis excesivas de analgésicos por órdenes de un médico ahora acusado de homicidio.

Son los primeros dos casos evaluados por la Junta de Enfermería de Ohio desde que comenzaron las audiencias administrativas relacionadas con algunos de los 25 casos vinculados al caso.

La junta determinó que los dos enfermeros no cumplieron con los estándares de atención médica y que debían haber sabido que las dosis de fentanilo y de otros medicamentos eran excesivas. Los enfermeros han insistido en que las dosis les parecieron adecuadas en ese momento y que estaban siguiendo las recomendaciones del médico.

El médico destituido, William Husel, se ha declarado inocente de acusaciones de haber sido responsable de las muertes a lo largo de varios años de 25 pacientes en el Sistema de Salud Mount Carmel de Columbus, Ohio. Asevera que él sólo estaba tratando de aliviar el sufrimiento de pacientes moribundos y que no trataba de matar a nadie.

El enfermero Wesley Black fue acusado de aplicar dosis excesivas a dos pacientes en días consecutivos de 2018 por órdenes de Husel. Black había obtenido la sustancia para uno de esos pacientes de parte del otro enfermero, Jordan Blair, quien la había extraído de un sistema de repartición automática antes de ser reasignado a otro paciente.

En comparecencias separadas ante la junta el miércoles, Blair y Black se expresaron arrepentidos y aseguraron que hoy en día actuarían de manera diferente.

Yo fui testigo de cómo el doctor Husel hacía esfuerzos inmensos para tratar de curar a los enfermos y tratamos de salvarles la vida, relató Black.

Yo fui testigo de cómo él hacía milagros cuando otros médicos no podían, ni siquiera lo intentaban y es por esa razón que el escuchar y enterarme de que él posiblemente actuó por debajo de los estándares médicos es algo muy difícil de aceptar, añadió.

Las licencias serán revocadas por un año y cuando se renueven, los dos enfermeros deberán pasar por un período de labores vigiladas, determinó la junta.