Extraditan a un chileno a Francia por asesinato de japonesa

Un chileno acusado a asesinar a una estudiante japonesa en suelo francés fue trasladado el miércoles en la noche al aeropuerto de la capital, Santiago, para su extradición a Francia.

Un chileno acusado a asesinar a una estudiante japonesa en suelo francés fue trasladado el miércoles en la noche al aeropuerto de la capital, Santiago, para su extradición a Francia.

Nicolás Zepeda, de 29 años, permanecía bajo arresto domiciliario en un departamento de su madre en el balneario de Viña del Mar, a 120 kilómetros (75 millas) al noroeste de Santiago, luego que la Corte Suprema aprobó su extradición en mayo. En Francia está acusado de un presunto delito de asesinato premeditado por la muerte de Narumi Kurosaki, de 21 años, en 2016, cuyo cuerpo nunca apareció.

El juez que instruyó el caso, Jorge Dahm Oyarzún, informó a la policía de la Primera Comisaría de Viña del Mar del levantamiento del arresto domiciliario que pesaba sobre Zepeda para permitir que una unidad de la Interpol lo trasladase al aeropuerto, según un correo electrónico al que tuvo acceso The Associated Press.

Las autoridades francesas embarcarán a Zepeda en un avión con destino a París poco antes del mediodía del jueves. La Corte Suprema chilena aprobó su extradición con el propósito de que sea juzgado por un delito de homicidio voluntario con premeditación.

Kurosaki desapareció la madrugada del 5 de diciembre de 2016 de su departamento en Francia. Zepeda regresó a Chile antes de que se investigara lo ocurrido.

En el juicio en Chile, Zepeda reconoció que había visitado a Kurosaki en su casa la noche de la desaparición, a pesar de que la relación sentimental entre ambos había terminado, y que mantuvieron relaciones sexuales consensuadas.