Policía despeja un campamento de manifestantes en NY

Agentes de la policía con equipo antimotines despejaron el miércoles un campamento de manifestantes e indigentes cerca del Ayuntamiento de la ciudad de Nueva York, el cual se había instalado hace u...

Agentes de la policía con equipo antimotines despejaron el miércoles un campamento de manifestantes e indigentes cerca del Ayuntamiento de la ciudad de Nueva York, el cual se había instalado hace un mes para presionar por recortes presupuestarios y otros cambios en el departamento de policía más grande de Estados Unidos.

Una hilera de agentes del Departamento de Policía de Nueva York con cascos y escudos ingresaron al parque público City Hall Park poco antes de las 4 de la madrugada y expulsaron a las que las autoridades dijeron eran unas 50 personas, muchas de ellas indigentes, que seguían en el campamento. El alcalde neoyorquino Bill de Blasio dijo que la acción no estaba relacionada con las amenazas del presidente Donald Trump de enviar a agentes federales a Nueva York para despejar a los manifestantes, tal como lo hizo en Portland, Oregon.

Siempre respetamos el derecho a protestar, pero primero tenemos que pensar sobre la salud y seguridad, y los problemas de salud y seguridad estaban aumentando, dijo de Blasio. Así que era momento de tomar medidas".

Posteriormente en Albany, Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo señaló que Trump le dijo vía telefónica que por ahora no desplegaría más fuerzas del orden público en Nueva York, y que hablarían entre ellos antes de que se emprendiera cualquier acción.

Un video de la incursión policial en City Hall Park mostró a los agentes moviéndose por el campamento, desmontando tiendas de campaña y otras estructuras temporales y arrojándolas a camiones de basura. Las cuadrillas de limpieza llegaron después para quitar grafitis de edificios en la zona.

El comisionado de la policía Dermot Shea dijo que los agentes ordenaron a la gente abandonar el área, dejándolos que se fueran y muchos de ellos lo hicieron, pero que alrededor de seis personas fueron multadas por negarse a dispersarse. Una persona fue detenida por lanzar un ladrillo a un agente, el cual abolló su escudo, comentó Shea. El comisionado dijo que no se reportaron heridas y que no hubo un uso real de la fuerza, aunque señaló que hubo algunos tirones y forcejeos". Dijo que el episodio fue otro paso para volver a la normalidad aquí en Nueva York.

Sin embargo, algunos manifestantes refutaron las palabras de Shea y dijeron que no escucharon ninguna advertencia antes de que la policía irrumpiera, lanzando las posesiones de la gente y empujándolos.

Trataron de atropellarnos con bicicletas, comentó Nene Thompkins, una joven de 19 años que vivía en el campamento, al sitio web Gothamist. Nos empujaron con sus escudos. Nos dijeron que no podíamos estar en la acera, así que caminamos a la calle, y luego tan pronto como llegamos a la calle nos tendieron una emboscada".

___

La periodista de The Associated Press Marina Villeneuve en Albany, Nueva York, contribuyó a este despacho.