Tensiones en la frontera entre Grecia y Macedonia

El viernes se registraron momentos de tensión en el principal paso fronterizo entre Grecia y Macedonia, donde la policía antimotines obligó a retroceder a miles de migrantes que querían cruzar...

El viernes se registraron momentos de tensión en el principal paso fronterizo entre Grecia y Macedonia, donde la policía antimotines obligó a retroceder a miles de migrantes que querían cruzar después de que Macedonia cortara el paso a personas a las que considera migrantes económicos y no refugiados.

Sosteniendo sus identificaciones en alto, varios cientos de sirios, afganos e iraquíes, a los que sí se permite entrar en Macedonia, lograron cruzar el viernes por la mañana hasta que la policía volvió a cerrar el paso para aliviar la congestión en el lado macedonio.

Una vez al otro lado, los migrantes se dirigían a la cercana estación de tren de Gevgelija para continuar por tren hacia el norte y atravesar Serbia hacia países más ricos de la Unión Europea.

Unas 3.000 personas permanecían en el lado griego de la frontera cerca del pueblo de Idomeni, incluidos unos 1.000 iraníes y norteafricanos a los que Macedonia niega la entrada.

La policía permitió que unas 4.000 personas entrasen por la noche en Macedonia por rutas que evitan Idomeni, después de que los migrantes a los que no se permitía el paso bloquearan el cruce oficial como protesta por su exclusión.