Grupo demócrata busca remediar falta de entusiasmo por Biden

en Michigan, Pensilvania, Wisconsin, Carolina del Norte, Arizona y Georgia que no conocen bien a Biden y que probablemente no acudirán a votar a menos que sean impulsadas. La estrategia representa un...

en Michigan, Pensilvania, Wisconsin, Carolina del Norte, Arizona y Georgia que no conocen bien a Biden y que probablemente no acudirán a votar a menos que sean impulsadas. La estrategia representa un cambio significativo con respecto a la de enfocar al grupo más amplio de los votantes que se dejan convencer, como hacen los grupos políticos más tradicionales.

Las encuestas recientes sugieren que el apoyo a Biden proviene en buena medida de una coalición de votantes más unidos por el desdén a Trump que por la afinidad por Biden. Las campañas también coinciden en que muchos votantes no conocen bien a Biden ni sus planes, a pesar de que ha pasado toda su vida en Washington.

El equipo de Biden ha descartado el tema con el argumento de la intensidad de la oposición a Trump, pero la campaña de Trump, consciente de esa oportunidad, ha inundado los estados indecisos con publicidad anti Biden que pudiera espantar a los votantes de éste o al menos alejarlos de las urnas.

El estratega demócrata David Plouffe, que fue jefe de campaña del presidente Barack Obama, dijo que a éste le resultó difícil convencer a votantes de raza negra escasamente informados que votaran por el primer presidente negro. Para Biden será aún más difícil, insinuó Plouffe, aunque fue vicepresidente de Obama durante ocho años.

Muchos de los votantes indecisos que ahora toman partido por Biden no votan por él porque creen que será un prócer, dijo Plouffe, miembro de la junta de PACRONYM. Votan por él porque están hartos de Trump y piensan que Biden es una buena alternativa.

Es difícil llegar a estos votantes, convencerlos de que vayan a votar, dijo Plouffe. Y con (Obama) había un poco más de entusiasmo.